Emboscan y asesinan a seis policías municipales en Zacatecas

domingo, 9 de octubre de 2011
ZACATECAS, Zac. (apro).- Once personas fueron asesinadas el sábado y la madrugada del domingo en el territorio zacatecano. Entre ellos, seis policías municipales que presuntamente fueron atacados por un grupo armado, el cual lanzó una granada e incendió la patrulla en que viajaban con rumbo a Valparaíso. El sábado por la tarde, autoridades estatales localizaron los cuerpos de dos presuntos sicarios que se cree participaron en un tiroteo con elementos del Ejército ocurrido en Cosío, en el vecino Aguascalientes. Fueron hallados sin vida en las inmediaciones de Ciudad Cuauhtémoc, con el tiro de gracia. Mientras que en las primeras horas del domingo, un grupo de policías preventivos del municipio de Valparaíso que regresaba de la comunidad de Ameca fue atacado por hombres armados que les salieron al paso en una posible emboscada, les dispararon con armas de grueso calibre y lanzaron una granada a la patrulla, informó la Procuraduría del Estado. Los cuerpos de los agentes fueron encontrados completamente calcinados por el personal pericial y elementos de la Policía Ministerial que acudieron al sitio, localizado en el tramo Ameca-Milpillas de la Sierra, en este municipio del suroeste del estado. Los preventivos fueron identificados por la Procuraduría como Miguel Ángel Ramírez Fernández, Pedro Oliveros Torres, Samuel Ochoa Padilla, Gerónimo Matilde Gutiérrez, Rogelio Martínez Martínez y José Refugio Alanís; habían viajado a Ameca para efectuar labores de vigilancia en una presentación musical, todos en una patrulla. Pero además, al arribar al lugar el personal de la Procuraduría se encontró con los cuerpos de otras tres personas a unos metros de distancia de la patrulla incendiada. Las tres víctimas, indicó el procurador Arturo Nahle, recibieron disparos en la cabeza, en ejecuciones que inicialmente se atribuyen a los mismos responsables del ataque a los policías preventivos. Dos de las víctimas –José Manuel Rodríguez Padilla, de 22 años de edad, y Carlos Quintero, de 24– eran originarios de la comunidad de Ameca, mientras que el tercero, quien fue identificado como Tomás Rodríguez Medina, de 24 años, vivía en La Lagunita, comunidad del vecino estado de Durango. (Con información de Leonardo Garza)  

Comentarios