Matan a cuatro policías en Coahuila y Jalisco

martes, 1 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Tres personas murieron en una balacera, entre ellas un comandante de la Agencia Federal de Investigaciones y un jefe de grupo del Grupo de Acciones Tácticas Especiales (GATE) en Saltillo, Coahuila. Los hechos se registraron al filo de las 14:00 horas en el cruce de Saúl Gaytán y bulevar SNTE en la colonia Magisterio, momento en que presuntamente el conductor de un vehículo tipo Bora con placas de Nuevo León recorría la calle principal con dirección al norte. Supuestamente fue en ese sito donde la víctima habría recibido varias descargas de balas de alto calibre por parte de un comando. Tras dar aviso a las autoridades, la activación del llamado Código Rojo generó una enorme movilización de los diferentes cuerpos policiacos, que se apostaron en el sitio mediante caravanas de patrullas municipales, ministeriales y del GATE, que acudieron para tomar conocimiento de lo ocurrido. Supuestamente ahí murieron los dos elementos policiacos. Mientas, en Durango, el cuerpo una mujer fue hallado en el basurero del ejido La Borrega de Gómez Palacio. De acuerdo con el Servicio Médico Forense, la mujer murió a causa de la hemorragia interna provocada por un golpe contundente en la cabeza. Sus familiares la identificaron como Marcela Díaz Castro, de 25 años de edad. Y en calles del municipio de Ojuelos, en la zona Los Altos de Jalisco, dos policías locales murieron y otros dos resultaron heridos al ser atacados a balazos cuando realizaban un recorrido de vigilancia a bordo de dos patrullas. La Procuraduría General de Justicia de Jalisco reportó que la agresión perpetrada por un grupo armado que viajaba en tres vehículos sucedió entre las calles López Rayón y Javier Mina, en pleno centro de la cabecera municipal. En un reporte emitido esta tarde, la dependencia señaló que las unidades municipales RP-01 y RP-06 patrullaban las calles del centro de la localidad, cuando se encontraron de frente con dos camionetas y un auto de lujo, desde donde les dispararon con armas largas. Por la agresión, dos uniformados murieron y otros dos resultaron con heridas de regulares a graves. Peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) aseguraron en la zona del ataque alrededor de 120 casquillos de bala.

Comentarios