Cae operador de 'El Chapo'; era de los 10 más buscados por la DEA

jueves, 10 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Elementos del Ejército capturaron a Ovidio Limón Sánchez, uno de los principales operadores de Joaquín El Chapo Guzmán, y presunto responsable de la administración de las redes de compra, transporte y distribución de drogas del cártel de Sinaloa. La Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) ofrecía cinco millones de dólares por su captura, lo tenía en su lista de los 10 narcotraficantes mexicanos más buscados. Además, pesa sobre él una orden de detención provisional con fines de extradición a ese país. Limón Sánchez fue detenido el pasado miércoles 9 por elementos de la 9ª Zona Militar, durante un operativo de “precisión”, presumió la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). Durante la presentación del presunto colaborador del cártel de Sinaloa, el titular de Comunicación Social de la Sedena, Ricardo Trevilla Trejo, dio a conocer que los efectivos militares realizaron la búsqueda y recolección de información para dar con el paradero del narcotraficante. Se establecieron, dijo, “tres círculos de seguridad” con diversos puestos de control para identificar e interceptar al presunto capo, mediante una estrecha vigilancia de las principales vías de comunicación. De acuerdo con la dependencia, Limón Sánchez fue cercado por los militares y detenido sin que se produjera un solo disparo. Dentro de la célula criminal, Limón Sánchez era considerado uno de los principales operadores de Guzmán Loera, pues tenía la responsabilidad de administrar y operar las actividades de tráfico de cocaína y controlaba las redes de compra, transporte y distribución. Su nombre está publicado en la lista de los 10 narcotraficantes más buscados por la DEA, que lo ubica como líder criminal de una organización dedicada al tráfico, administración y distribución de cocaína en Los Ángeles, California. Además, Limón Sánchez cuenta con una orden de detención provisional con fines de extradición formulada por el gobierno de Estados Unidos al de México, desde el 19 de septiembre de 2007. La Corte Federal de Distrito para el centro de California lo acusa de los delitos de asociación delictuosa para poseer y distribuir cocaína, y el gobierno estadunidense ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares por su captura. La Sedena indicó, en un comunicado, que la detención de Limón Sánchez “afecta significativamente” a la organización criminal de Guzmán Loera, en su capacidad de tráfico, operación y trasiego de cocaína y, por ende, debilita la obtención de recursos financieros del cártel de Sinaloa. Luego de su aprehensión, el detenido fue puesto a disposición del juez federal de extradición que lo requiere, a petición de la Subprocuraduría Jurídica de Asuntos Internacionales de la Procuraduría General de la República (PGR).