Golpea narcoviolencia a Saltillo; nueva balacera entre narcos y uniformados

jueves, 10 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Los dos principales diarios del estado de Coahuila, El Diario y Zócalo, destacaron en sus ediciones de este jueves la balacera registrada el pasado miércoles, la segunda de manera consecutiva en una misma semana, que provocó una intensa movilización policiaca, así como escenas de terror y pánico en el surponiente de la capital. “Saltillo: zona de guerra”, cabeceó El Diario, mientras que Zócalo resumió así los acontecimientos: “Llenan de plomo a Saltillo”. Ambos rotativos destacan en sus respectivas notas que la balacera de ayer es la segunda que se registra de manera consecutiva en dicha ciudad. Según El Diario, esta vez la “zona de guerra” fueron vialidades y colonias del surponiente de la ciudad de Saltillo, con saldo de al menos una persona muerta, una lesionada, un presunto secuestrado al que se rescató, el hallazgo de una casa de seguridad en la colonia El Chamizal, una camioneta monstruo con blindaje artesanal y 11 vehículos más asegurados. De acuerdo con el parte oficial de la Fiscalía General del Estado, el enfrentamiento entre uniformados y delincuentes ocurrió a las 13:15 horas en el cruce del bulevar Francisco I. Madero y Periférico Luis Echeverría, donde un convoy de tres camionetas —dos Suburban y una Lobo— con sujetos armados a bordo, abrió fuego contra policías estatales originándose un primer choque al acudir en apoyo elementos de distintas corporaciones policiales y del Ejército mexicano. Luego empezaron las persecuciones hacia el surponiente de Saltillo en la colonia Guayulera y La Minita, registrándose otro enfrentamiento entre elementos de la policía estatal y varios civiles armados a la altura del sitio conocido como "Curvas de Landín". Posteriormente, la estatal ubicó una casa de seguridad en las calles Felipe Berriozábal y Sóstenes Rocha de la colonia El Chamizal, donde se rescató con vida a una persona, la cual se encontraba privada de su libertad, además de asegurar varios vehículos y objetos, entre los que destaca una camioneta monstruo con blindaje artesanal. En un principio se trasladó a hospitales de la ciudad a dos personas lesionadas, pero minutos más tarde se supo que una de ellas había fallecido. Al final de la jornada se aseguró además de la camioneta monstruo y 11 vehículos más, fornituras, cargadores y algunos cartuchos, objetos que fueron puestos a disposición del Ministerio Público que integra la averiguación previa, concluye el comunicado de la Fiscalía. La nota del diario Zócalo consigna que por segundo día consecutivo la ciudad de Saltillo, Coahuila, vivió otra jornada violenta con una serie de balaceras que aterrorizaron diversos sectores del poniente y sur de la ciudad, con un saldo de por lo menos cinco vehículos dañados y una persona fallecida. Los enfrentamientos, dice, comenzaron a las 13:15 horas frente al Cereso varonil, cuando presuntamente hombres armados a bordo de varios vehículos dispararon contra una patrulla de la Fiscalía General del Estado que estaba estacionada en el lugar. Hasta ese sitio llegaron paramédicos de Bomberos y Protección Civil para brindar auxilio a los posibles heridos, sin embargo, el carro estaba solo y no presentaba signos de que alguna persona hubiera sido herida por el ataque que había sufrido el automóvil. El código rojo, máxima señal de alerta que enlaza a todas las corporaciones, fue activado y el edificio de la Fiscalía cerró sus puertas e impidió la salida de los usuarios para resguardarlos del peligro, al igual que en el Penal, donde varios uniformados protegieron las instalaciones desde la azotea utilizando armas largas para repeler cualquier ataque. Las refriegas que duraron varios minutos se trasladaron al cruce de periférico Luis Echeverría Álvarez y calzada Francisco I. Madero, donde un contingente de patrullas de diversas corporaciones cercó el área y aseguraron una camioneta de lujo. El enfrentamiento avanzó por la calzada Madero para continuar en otros puntos del poniente y sur de la ciudad. La movilización de las autoridades se dio, según reportes policiales, en colonias como Del Valle, La Minita, San Isidro y Miravalle. En la primera se aseguró otra camioneta de reciente modelo en el cruce de las calles Pirul y Pedro Ampudia, frente a la unidad deportiva conocida como La Maquinita. Vecinos y transeúntes, cita, se apostaron a orillas de las calles para ver la acción, aunque fueron invitados a retirarse de manera inmediata por los policías que cubrían la contingencia. En los puntos donde se registraron los enfrentamientos la circulación se vio entorpecida, agentes de Tránsito se encargaron de desviar a los automovilistas y poner en orden la vialidad. Asimismo, señala que en varios puntos de la calzada Madero se divisaron grandes cantidades de casquillos percutidos, así como anuncios de parabuses dañados y algunos domicilios que también sufrieron los estragos de las balaceras que se estaban dando en la zona. Otros puntos de conflicto, donde las autoridades recolectaron vehículos dañados por las ráfagas de armas de fuego, fue en las afueras del panteón Santiago, ubicado en la colonia Panteones, y en las inmediaciones del fraccionamiento Miravalle, donde los efectivos de las diversas corporaciones se encargaron de la situación. Por cielo, un helicóptero de la Sedena rondaba el sector apoyando a sus elementos que patrullaban por tierra, mientras decenas de policías estatales, municipales y ministeriales hacían lo propio efectuando las primeras investigaciones. Minutos después de las 15:00 horas, varias grúas remolcaron los automóviles asegurados y los trasladaron a los patios de la Fiscalía General del Estado, donde quedaron bajo resguardo de la autoridad correspondiente. Por si fuera poco, El Diario da cuenta de que en Ramos Arizpe perdieron la vida cinco personas durante dos enfrentamientos entre elementos del Ejército mexicano con grupos armados. La primera balacera, dice, se registró en la colonia Valle del Sol, donde los militares fueron agredidos y al responder el ataque perdieron la vida dos agresores en el lugar de los hechos. Algo similar ocurrió, prosigue, en la colonia La Nopalera, sólo que ahí murieron tres personas y uno fue detenido por las tropas pertenecientes a la VI Zona Militar, de acuerdo al comunicado que ayer hizo circular la Secretaría de la Defensa Nacional.

Comentarios