Aumentan muertes por diabetes en cuatro años, alerta Inegi

viernes, 11 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- En cuatro años aumentaron los casos de muerte por diabetes en México, al pasar de 64.5 habitantes por cada 100 mil habitantes en el 2005 a 72.1 personas en el 2009, reveló hoy el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Al dar a conocer las estadísticas a propósito del Día Mundial de la Diabetes, el Inegi precisó que en los jóvenes de 10 a 14 años y de 15 a 19 la tasa de morbilidad hospitalaria se duplicó en ese periodo, al pasar de 1.80 y 2.49, en 2005, a 2.16 y 4.51 en 2009. Según el Instituto, la diabetes es una enfermedad crónico- degenerativa que se presenta cuando el páncreas no produce suficiente insulina, su calidad es deficiente o no es utilizada de manera adecuada; la insulina es una hormona que regula el azúcar en la sangre y ayuda a trasladarla a las células. Los síntomas más frecuentes son la poliuria (ganas constantes de orinar), polidipsia (mucha sed), polifagia (mucha hambre) y, por supuesto, hiperglucemia (azúcar elevada en la sangre). Además, se presenta pérdida de peso a pesar de un aumento en la ingesta de alimentos, hay trastornos visuales, la piel se muestra seca y se exhibe mucho cansancio. En el país, la entidad con más defunciones por esta enfermedad es el Distrito Federal, con 100.78 muertes por cada 100 mil habitantes en 2009. Le sigue Coahuila con 88.4 fallecimientos. En contraste, los estados con menor pérdida de vidas por este padecimiento son Quintana Roo (con tasas de 30.16 por cada 100 mil habitantes en 2005 y 37.14 en 2009); Chiapas (con 37.73 en 2005 y 46.68 en 2009), y Baja California Sur (con 38.86 en 2005 y 50.76 en 2009). Sin embargo, es un hecho que en las 32 entidades federativas aumentaron las muertes por diabetes en el periodo que va de de 2005 a 2009. Así, tres de cada cien ingresos a los hospitales de México fueron por esta enfermedad crónico-degenerativa. El organismo presidido por Eduardo Sojo señaló que “es importante resaltar que la tasa se va incrementando conforme avanza la edad de la población, siendo las personas de entre 75 y 79 años quienes presentan las tasas más altas”. La diabetes tiene dos variables, que es la de tipo I y II. Es en esta última donde el número de muertes alcanza los 42.5 casos por cada 100 mil habitantes. La diabetes tipo II o denominada no insulinodependiente o de inicio en la edad adulta, es la más frecuente y concentra 90% de los casos mundiales. El padecimiento tiene su origen en gran medida por el sobrepeso, hábitos alimenticios inadecuados e inactividad física. Sus síntomas son similares a los de la tipo I, aunque en la diabetes tipo II el desarrollo es lento, por lo que puede pasar tiempo antes de que la persona se dé cuenta del proceso que se ha gestado en su cuerpo. Regularmente el paciente no asocia los síntomas y sólo acude al médico cuando alguna complicación es realmente evidente y por ello la enfermedad es más difícil de tratar. Eso no es todo, el Inegi recalcó que sobresale el hecho de que la diabetes no especificada ocupa el segundo lugar de mortalidad con una tasa de 26.52. Es decir, que muchas de las defunciones son porque no se identificaron los síntomas asociados con la enfermedad. “Esto es importante, ya que más de una cuarta parte de las defunciones por diabetes no están bien diagnosticadas o identificadas”, señaló el Inegi. A escala mundial, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que actualmente hay más de 346 millones de personas diabéticas; sin embargo, la Federación Internacional de la Diabetes (IDF, por sus siglas en inglés) estima 20 millones más. La población con este padecimiento genera un gasto anueal en tratamiento y control por 465 billones de dólares, y mueren 4.6 millones de personas en el mundo. En otras palabras, en el mundo una persona fallece cada siete segundos. Las recomendaciones para prevenir la diabetes son tener una dieta saludable, realizar regularmente una actividad física, mantener un peso adecuado y evitar el tabaco.

Comentarios