Impugnarán PAN y PRD resultado en Michoacán

lunes, 14 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) se negaron a aceptar la derrota luego de que concluyó el conteo del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) que dan como ganador al priista Fausto Vallejo en la elección de gobernador en el estado de Michoacán; y anunciaron que impugnarán la elección. Silvano Aureoles, el candidato perredista, denunció que, por una parte, se registró un caudal de recursos económicos provenientes de la Federación, y por otra, el respaldo “del crimen organizado al PRI”. Anunció que “la elección no para aquí” y que el PRD agotará todos los recursos jurídicos que la ley establece para encausar sus señalamientos. Jesús Zambrano, dirigente nacional del PRD, anunció que pedirá la anulación del proceso electoral porque no reconoce el resultado oficial que despojó al PRD del gobierno después de estar 10 años al frente de la entidad, e incluso, acusó a “grupos armados” de operar para beneficiar al PRI. En específico, se refirió a Servando Gómez Martínez, La Tuta, presunto líder de la organización Los Caballeros Templarios, quien habría “orientado” el voto hacia el PRI, en la jornada electoral del domingo pasado. Según el dirigente perredista, durante la jornada electoral recibió reportes de zonas de Tierra Caliente como Apatzingán, Coalcomán, la Meseta Purépecha y Uruapan, donde el crimen organizado amenazó a simpatizantes y votantes para que no votaran por el PRD y lo hicieran a favor del PRI. Por su parte, María Luis Calderón, la Cocoa, hermana de Felipe Calderón Hinojosa, se refirió también al presunto apoyo del narcotráfico al candidato priista Fausto Vallejo. Señaló: “Sería grave que el próximo gobernante de la entidad fuera un títere del crimen organizado”. Cocoa también aseguró que hubo presencia y fuerte presión de grupos de la delincuencia organizada que operaron a favor del PRI. Por eso, dijo, el PAN recurrirá a todas las instancias que la ley establece. Zambrano se lanzó también contra el gobierno del presidente Felipe Calderón por usar a las instituciones en beneficio de su hermana, la candidata panista Luisa María Calderón. Por ello, anunció que pedirá la anulación del proceso electoral. “No hay nada para nadie y no reconocemos el resultado oficial. Al PRD las acciones ilegales no lo rinden ni este partido se da por derrotado”, apuntó. Para Zambrano, “ese es el nuevo PRI, el PRI de Humberto Moreira”, presidente del priismo nacional; y con un triunfo de ese partido, dijo, Michoacán va hacia un "narcoestado", un "estado mafioso", que no se debe permitir. Insistió en que el proceso electoral debe reponerse en condiciones de equidad y evitando que el poder del dinero o del crimen organizado influyan en la elección. En contraparte, el coordinador del Diálogo para la Reconstrucción en México (DIA), Manuel Camacho Solís y el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, pidieron a la izquierda respetar la ley y reconocer los resultados de la elección, aunque éstos no les sean favorables. "El resultado (hay) que reconocerlo, me parece que va a ser mejor que estar alargando las cosas; si resulta que uno de los partidos ganó, me parece que ya, en las circunstancias en las que está, sería mejor reconocerlo", sostuvo Camacho Solís. E n todo caso, añadió, lo mejor es reconocer los propios errores y buscar la unificación de las izquierdas a través de un nuevo método político. Por su parte, Marcelo Ebrard aclaró que esperará a que estén contabilizados el 100% de los votos para fijar su postura sobre a la elección; sin embargo, pidió también que se respeten los resultados a fin de que los distintos sectores puedan ponerse a trabar cuanto antes. “Lo que es importante es que se respete la ley y que lo que haya sido el resultado de la elección se respete y por supuesto, que quede claramente establecido cómo son los resultados finales”, dijo. PAN anuncia defensa legal Por otra parte, el dirigente estatal panista, Germán Tena Fernández, responsabilizó al crimen organizado de que no se obtuvieran los resultados previstos por ellos para la jornada electoral, pues, dijo, “en algunos casos inhibieron el voto, en otros obligaron a votar por otro partido o en contra nuestra”. Recordó que aún se están recopilando las actas respectivas y acumulando los datos jurídicos para impugnar algunos resultados y continuar la lucha por la gubernatura “vamos a actuar con una gran responsabilidad civil, si hay elementos para impugnar, pues lo haremos, si no pues lo dejaremos ahí”. En tanto, el virtual gobernador electo de Michoacán, el priista Fausto Vallejo Figueroa, rechazó las acusaciones de sus adversarios. En todo caso, perfiló, si a alguien se le acusa de vínculos de ese tipo es al perredista Aureoles. El priista rechazó los señalamientos y aseveró que “no se vale, en aras del poder, ensuciar una elección y desestabilizar al estado”. En conferencia de prensa, Vallejo Figueroa instó a los demás partidos políticos a sumarse a su propuesta de gobierno. Asimismo afirmó que los casi un millón 800 mil ciudadanos que votaron el domingo demuestran que “Michoacán no quiere más enfrentamientos ni disputas”, y de nueva cuenta lanzó un llamado a la reconciliación. Ascensión Orihuela Bárcenas, vocero oficial del PRI, dijo, por su parte, que respetan el derecho que tienen PAN y PRD de impugnar la elección del pasado 13 de noviembre, pero, en nombre del PRI, les pide que lo hagan con responsabilidad. “Se contó con la voluntad ciudadana y ganamos, aun y sin el apoyo gubernamental, hoy el PRI reclama el derecho a respetar la legislatura y el voto de los ciudadanos”, puntualizó. (Con información de Rosalía Vergara y Francisco Castellanos).

Comentarios