Jonás Larrazabal saldrá libre; casineros lo perdonan

lunes, 14 de noviembre de 2011
MONTERREY, N.L. (apro).- Manuel Jonás Larrazábal Bretón quedará en libertad durante las próximas horas, luego de que el apoderado legal del Casino Red le otorgó el perdón ante el juzgado segundo penal de distrito, que sigue un proceso por chantaje contra el hermano del alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal. A las 14:00 horas de este lunes, Víctor Aldo García Gómez se presentó ante el juez segundo de lo penal, José Luis Pecina, para retirar los cargos contra Jonás Larrazabal, a nombre de todos los socios del Casino Red. Con base en el expediente 197/2011, se otorga el perdón legal al hermano del alcalde regiomontano y en lo sucesivo no podrá presentarse reclamación alguna en torno del proceso que se le seguía, además de que no se le exigirá reparación de daño ni castigo alguno. Con el perdón legal, el expediente quedará limpio, al ser sobreseído y archivado el proceso. El secretario del Juzgado, Jorge Yánez, se trasladó hasta la cárcel del municipio de San Nicolás de los Garza para notificar a Jonás que había sido perdonado legalmente –luego de permanecer en esa prisión desde el pasado 19 de octubre– y su expediente será archivado. También lo notificará de la orden de libertad inmediata que emitió el juez. Jonás Larrazabal saltó a la “fama” el 31 de agosto pasado, cuando el periódico El Norte y proceso.com.mx publicaron videos y fotografías en los que aparecía recibiendo dinero de un empleado del Casino Red, ubicado en el 501 de la calle San jerónimo, en la colonia del mismo nombre. Por la difusión de los videos, la Procuraduría de Nuevo León arraigó a Jonás el 1 de septiembre, acusándolo de cohecho y delincuencia organizada. La defensa señaló que el dinero que recibía en las imágenes era producto de la venta de quesos de Oaxaca, estado de donde procede. Desde entonces, el escándalo fue conocido como “Quesogate”. Los delitos mencionados fueron desechados, pero el 18 de octubre el juez segundo de lo penal abrió otro expediente por chantaje, al encontrar elementos para acusarlo de exigir dinero al casino propiedad de Sergio Gil, quien se encuentra fuera del país. El 20 del mismo mes fue enviado al Penal de Cadereyta para que enfrentara el desahogo del proceso, sin embargo esa misma noche su defensa pidió que no se le remitiera en esa penitenciaría estatal, bajo el argumento de que había recibido amenazas y su vida corría peligro. Tras ello, el hermano del alcalde fue enviado a la cárcel de San Nicolás. La decisión fue reprochada por actores políticos locales, quien señalaron que el detenido estaría recluido en una celda a modo.

Comentarios