"Ladies de Polanco", culpables de ultraje a la función pública; no pisarán la cárcel

lunes, 14 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Azalia Ojeda Díaz, la exBig Brother, y María Vanessa Polo Cajica, exMiss Puebla 2004, fueron declaradas culpables por agredir verbal y físicamente a uniformados –ultraje a la función pública--, pero, por tratarse de un delito menor, no pisarán la cárcel. Así lo confirmó el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), Edgar Elías Azar, luego de que la juez noveno de Paz Penal dio a conocer su resolución. "Van a quedar sujetas a proceso por ultraje a la función pública, es un delito no grave, están en libertad provisional", aclaró el titular del TSJDF. Informó además que las “ladies de Polanco” no tuvieron que pagar multa alguna por el delito que se les sigue. El jueves 10, La Negra y Polo Cajica acudieron a realizar su declaración preparatoria ante la juez de paz, María Cristina Torres Sánchez, y al término de su comparecencia afirmaron que las agresiones que cometieron contra policías de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF) fueron “en legítima defensa”. Ojeda Díaz, La Negra, dijo además que no se arrepentía de lo que había hecho, pues sólo “me defendí de una agresión”. Según ella, tiene fotos de los golpes que recibió por parte de los policías que la bajaron de su camioneta a ella y a la exMiss Puebla. Por su parte Polo Cajica argumentó: “Actuamos en defensa propia, esperamos que la resolución que tome la juez noveno de Paz Penal nos sea favorable, ya que únicamente nos defendimos de una agresión”. Sin embargo, la juez les dictó el auto de formal prisión y se espera que en los próximos 15 días se inicien las audiencias para el desahogo de pruebas, mismas que “las ladies” podrán llevar a cabo en libertad. El pasado 21 de agosto, en aparente estado de ebriedad, las llamadas “ladies de Polanco” agredieron verbalmente a un grupo de policías que, según ellas, se negaron a prestarles ayuda. Los hechos ocurrieron en la esquina de Lafontaine y Presidente Mazaryk, en Polanco.

Comentarios