Aprueban diputados presupuesto de egresos de 3.7 billones

martes, 15 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Con un incremento de poco más de 59 mil millones de pesos al monto propuesto por el Ejecutivo, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó hoy en tiempo el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para el año 2012. Con ello, el gasto que se ejercerá el próximo año ascenderá a unos 3 billones 706 mil 922 de pesos, superior en 1.62% al propuesto por el Ejecutivo. En lo general, el PEF fue aprobado con 425 votos a favor, 27 en contra y cinco abstenciones. Para la discusión en lo particular se reservaron 70 artículos que, al final, no modificaron lo aprobado en lo general. Como se recordará, los 59 mil millones de pesos adicionales, fueron producto de diversas modificaciones a la Ley de Ingresos, aprobada a fines de octubre, entre las que destacan las siguientes: Se subió el tipo de cambio promedio para el próximo año, de 12.20 pesos por dólar, a 12.80; el déficit público se incrementó de 0.2% del PIB a 0.4%, que en pesos significa un endeudamiento adicional de 26 mil millones de pesos propuesto originalmente, a otro de 67 mil 631 millones 500 mil pesos; a la plataforma de producción petrolera se le agregaron 10 mil barriles diarios, para dejarla en 2 millones 560 mil barriles por día. También se exigió a la Secretaría de Hacienda una mayor recaudación, de 3 mil 500 millones adicionales por vía de una mayor eficiencia del Sistema de Administración Tributaria (SAT). Con esas modificaciones logró hacerse la bolsa de 59 mil 15 millones 100 mil pesos, que este martes los diputados, en la discusión del Presupuesto de Egresos para 2012, se encargaron de reasignar. Como cada año ocurre, los legisladores hicieron una serie de ampliaciones, reasignaciones y reducciones a distintas partidas. El total de ampliaciones fue por 94 mil 708 millones 732 mil 984 pesos, a las que se le descontaron reducciones por 35 mil 693 millones 632 mil 984 pesos, para dar un total de reasignaciones por los poco más de 59 mil millones logrados en la discusión de la Ley de Ingresos. La manera en que fueron recortados, ampliados y reasignados los recursos fue la siguiente: El Presupuesto de Egresos se divide en cuatro grandes ramos: los ramos autónomos, los ramos administrativos, los ramos “generales” y las entidades sujetas a control presupuestal. El presupuesto de los ramos autónomos --que incluye las dos cámaras del Poder Legislativo y a la Auditoría Superior de la Federación; la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el Consejo de la Judicatura federal y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, así como Inegi, IFE y la CNDH, entre otros-- fue propuesto con un total de 74 mil 54 millones 190 mil 754 pesos. Los diputados le redujeron 4 mil millones de pesos: le quitaron 3 mil millones al Consejo de la Judicatura y mil millones al IFE. El presupuesto para los ramos administrativos –en los que están todas las secretarías de Estado, Presidencia de República, PGR, tribunales agrarios, Consejería Jurídica del Ejecutivo federal y Conacyt-- pasó de un monto original de 883.4 mil millones a 932 mil 40 millones de pesos, un aumento de 46 mil 632 millones. Dicho incremento fue posible gracias a estos ajustes: Primero los aumentos. Le agregaron 100 millones a Gobernación; 10 millones a Relaciones Exteriores; mil 521.2 millones a Hacienda; 9 mil 766 millones a Sagarpa; casi 15 mil 104 millones a la SCT; 644.2 millones a Economía; 8 mil 453 a la SEP; 4 mil 481 a Salud; 3 millones a la Marina; 716 a Reforma Agraria; 9 mil 485 millones a Medio Ambiente; 50 millones a Turismo; 150 millones a la Función Pública; 190 millones a los tribunales agrarios y 14 mil 378 millones más a Conacyt. Las reducciones, en el ámbito de los ramos administrativos, se dieron en PGR, con 450 millones menos, y en Desarrollo Social, con 2 mil 197.2 millones recortados. En los ramos generales --en los que están, entre otros, las aportaciones y las participaciones federales para estados y municipios, las aportaciones a la seguridad social y los pagos de la deuda pública--- hubo un incremento neto, es decir, la diferencia entre reducciones y ampliaciones, de 14 mil 378 millones de pesos, para quedar en un billón 746 mil 439 millones 572 mil 576 pesos. Los principales recortes se dieron en el rubro de Adeudos de Ejercicios Fiscales Anteriores (Adefas), por 8 mil millones de pesos; al pago de la deuda pública, 3 mil 614 millones menos, y a las aportaciones de seguridad social, mil 50 millones menos. Los principales aumentos se dieron en: provisiones salariales y económicas, 24 mil 756 millones de pesos más; las participaciones a estados y municipios, mil 262 millones, para quedar en un total de 504 mil 868 millones de pesos de transferencias. También las aportaciones federales (transferencias para fondos específicos) aumentaron 405 millones de pesos para dar un total de 482 mil 155 millones. Es decir, tan sólo en aportaciones y participaciones federales a estados y municipios, que totalizan 987 mil 23 millones de pesos, se va casi 27% del presupuesto total de la Federación. El último y cuarto gran apartado del Presupuesto de Egresos de la Federación es el de las entidades sujetas a control presupuestal, que sufrieron un recorte de mil 400 millones de pesos. De un presupuesto original de un billón 281 mil 634 millones, quedó en un billón 280 mil 234 millones 213 mil 536 pesos. Los mil 400 millones recortados al ramo provinieron de un ajuste por ese monto al ISSSTE. En tanto IMSS, CFE y Petróleos Mexicanos (Pemex) mantuvieron el presupuesto planteado por el Ejecutivo federal.