Detienen a 11 Zetas en Nuevo León

martes, 15 de noviembre de 2011
MONTERREY, N.L. (apro).- Elementos del Ejército detuvieron a 11 presuntos integrantes de Los Zetas, entre ellos un menor de edad, supuestamente encargados de perpetrar secuestros, homicidios e inhumaciones clandestinas. Durante la presentación de 10 de los detenidos en las instalaciones de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), un vocero del Ejército señaló que los sujetos efectuaban sus actividades criminales en los municipios de China, General Terán y Cadereyta, al oriente del estado. La captura de los 11 presuntos delincuentes, dijo, se realizó en tres acciones diferentes, como parte de la Operación Noreste. Detalló que en un primer operativo, realizado el pasado viernes 11 en la colonia Alberos, de Cadereyta, fueron detenidas ocho personas y una más fue rescatada. Los detenidos son: Juan Enrique López Sanmartín, Quique, de 24 años de edad; Antonio de Jesús Benavides Salazar, Tony (18); José Salvador Sosa Castillo, Pepe (35), y Juan Manuel Bazaña Meza, Bebé, de 43 años. También fueron aprehendidos Jesús David Soto Leal, Davico, de 23 años; Rigoberto Cantú Estrada, Rigo (52); Olga Lilia Salazar González (39), y un menor de 14 años, de quien no se proporcionó el nombre. A ese grupo se le aseguraron tres inmuebles y un celular. De acuerdo con el vocero militar, Quique confesó ser encargado de la célula delictiva y se desempeñaba como espía o halcón. Además, está vinculado con secuestros, homicidios e inhumaciones clandestinas de personas a las que asesinaron en el municipio de Cadereyta. Por su parte, Tony y el menor señalaron que también hacían trabajo de halcones y participaron en el asesinato de integrantes de un grupo antagónico, así como en el robo de vehículos con violencia y secuestros en el mismo municipio. Olga Lilia Salazar manifestó ser esposa de Juan Enrique, y aunque reconoció que conocía sus actividades, no lo denunció por temor. En otro operativo, realizado el sábado 12 en el poblado Rancho Viejo del mismo municipio, ubicado 40 kilómetros al oriente de la ciudad, fueron detenidos Francisco Armando Pérez Castillo, Mandín, de 31 años de edad, y Aurelio Beltrán Cruz, El Bolas, de 22 años, quienes confesaron que se dedicaban al halconeo, secuestro y homicidio. Estos dos sujetos, a quienes los militares les aseguraron un arma larga, un cargador y 18 cartuchos, dijeron que habían participado en el secuestro y asesinato de dos abogados en el municipio de Los Ramones, en complicidad con una persona a la que identificaron como José Manuel Salazar, Manolín, de 29 años. En un último operativo, efectuado el domingo 13, los soldados localizaron en el ejido La Fragua a Manolín, quien al ver a los militares intentó darse a la fuga, sin éxito. Al ser detenido, los militares le aseguraron un teléfono celular con el que supuestamente informaba de las actividades que realizaban autoridades federales. Los presuntos delincuentes, la persona liberada y los artefactos requisados fueron puestos a disposición del Ministerio Público.