Aumentan 77% en tres años asesinatos de mujeres en México: CNDH

viernes, 18 de noviembre de 2011
COLIMA, Col. (apro).- La cuarta visitadora general de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Teresa Paniagua Jiménez, afirmó aquí que en tres años aumentó en 77% el número de asesinatos de mujeres en México. Al participar en el foro La protección integral de los derechos humanos de las mujeres frente a la violencia, convocado por ese organismo y la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC), la funcionaria precisó que el incremento de los crímenes se produjo en el periodo de 2007 a 2009, de acuerdo con las últimas cifras disponibles. En tanto, añadió, en un cuarto de siglo, de 1985 a 2009, fueron privadas de la vida en el país 35 mil 322 mujeres, lo que arrojó un promedio anual de mil 423 víctimas, con una media nacional de 2.98 crímenes al año por cada 100 mil mujeres. De acuerdo con Paniagua, las entidades con la mayor tasa de homicidios cometidos contra mujeres son Estado de México, Guerrero, Oaxaca, Michoacán y Chihuahua, pero también destacan con una tasa arriba de la media nacional Nayarit, Morelos, Baja California, Quintana Roo y Colima. Por otra parte, refirió que en el periodo de 2000 a 2008 se registraron 2 mil 137 homicidios dolosos relacionados con la violencia familiar, de los cuales 45.2% fueron sufridos por mujeres. Paniagua ubicó a la violencia como uno de los grandes problemas de México, aunque “cuando hablamos de ella pensamos en que es física, pero también psicológica, patrimonial, económica, laboral y sexual, y que se comete por padres, esposos, hermanos e hijos, con alcances que van más allá de la familia y llegan a la sociedad entera”, dijo. La cuarta visitadora general de la CNDH destacó que en la actualidad la Constitución Política de México y prácticamente todas las constituciones locales han reconocido los tratados celebrados por el Estado en materia de derechos de las mujeres, su igualdad con los hombres y la necesidad de proteger los derechos de las indígenas. Asimismo, consideró necesaria la apertura de espacios de diálogo para que la sociedad y el gobierno se sensibilicen y asuman la responsabilidad de trabajar en conjunto para alcanzar las metas y resultados. No obstante, lamentó que de acuerdo con las cifras disponibles en 2004, México se encuentre en el lugar 97 de 192 países por su tasa de homicidios contra mujeres, que en 2010 se haya incrementado la tasa de migración estatal de las mujeres y que en 2008 el maltrato de niñas por cada cien niños haya sido de 94.6%. “La violencia contra las mujeres –indicó– las expone a padecer traumas físicos y mentales, enfermedades de transmisión sexual, embarazos e hijos no deseados, rezago educativo y social, pobreza y dependencia económica, distribución desigual de los alimentos en el hogar, así como inequidad laboral y profesional, y sobrecargas de trabajo”. La visitadora de la CNDH abundó que las desigualdades sociales son formas de discriminación y violencia que adquieren particularidades en el comportamiento entre hombres y mujeres, a partir de una resolución violenta de conflictos que concentra el poder y la toma de decisiones. Por lo anterior, estimó, “las instituciones públicas, privadas y sociales debemos tomar medidas necesarias para erradicar la violencia contra las mujeres y pensar en la no violencia como medio de realización de sus derechos”.

Comentarios