Muere Ricardo Watty, obispo de Tepic que investigó a los Legionarios

miércoles, 2 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El obispo de Tepic, Ricardo Watty Urquidi, uno de los que colaboraron en la auditoría ordenada por Benedicto XVI a los Legionarios de Cristo por los escándalos sexuales de su fundador, Marcial Maciel, falleció ayer en la capital de Nayarit. El obispo de 73 años murió víctima de un cáncer. “Monseñor Watty luchó contra un fulminante cáncer de páncreas que se extendió rápidamente y provocó metástasis en hígado y peritoneo”. Watty Urquidi fue uno de los cinco prelados que recomendó la reestructuración de la orden para revertir la influencia negativa de Maciel, acusado de actos de pederastia y de llevar una doble vida. Gracias al informe que realizó la comisión, el Papa Benedicto XVI nombró un delegado en 2010 y ordenó reformar a los Legionarios. Después de lamentar el deceso, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) informó por medio de un comunicado que el cuerpo de Watty Urquidi sería velado a lo largo de este miércoles en la catedral de Tepic; y mañana jueves, el nuncio apostólico en México, Christopher Pierre, oficiará una misa exequial. Al término será sepultado. Desde 2008, el obispo Watty encabezó la Diócesis de Tepic por nombramiento de Benedicto XVI; durante varios años presidió la Comisión de Migración de la CEM, cuando presidió la Diócesis de Nuevo Laredo, creada en 1989. Watty nació en San Diego, California, el 16 de julio de 1938; fue ordenado presbítero en la ciudad de México en junio de 1968 y nombrado obispo por el Papa Juan Pablo II el 27 de mayo de 1980. Además de Watty, la comisión pontificia que investigó a los Legionarios estuvo integrada por los obispos Charles Joseph Chaput, de Denver, Estados Unidos; Giuseppe Versaldi, de Alessandria, Italia; Ricardo Ezzati Andrello, de Concepción, Chile, y Ricardo Blázquez Pérez, de Bilbao, España.

Comentarios