Intereses políticos frenan la extradición de Gómez Urrutia: Francisco Barrio

lunes, 21 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F., (apro).- La posible extradición de Napoleón Gómez Urrutia, quien tiene cuentas pendientes con la justicia en el país, va para largo, aseguró hoy el embajador de México en Canadá, Francisco Barrio Terrazas. En declaraciones a la prensa, luego de la inauguración de la XVIII Reunión Interparlamentaria Canadá-México, en la que legisladores mexicanos pidieron a su contraparte canadiense suprimir la visa a los mexicanos, Barrio Terrazas reveló que el procedimiento de extradición no es nada fácil por las implicaciones que tiene el tema en la política interna y la cercanía del líder minero con los principales sindicatos canadienses. El diplomático mexicano sostuvo que Gómez Urrutia mantiene una estrecha cercanía con los sindicatos más poderosos de Canadá, que a su vez tienen influencia en el Nuevo Partido Democrático, que es la segunda fuerza política en esta nación. “Por eso el gobierno de Canadá se mueve con mucho cuidado y quiere ir con mucha seguridad en ese tema por las implicaciones que pueda haber en la política interna”, reveló. Además, agregó que Gómez Urrutia, quien tiene una orden de aprehensión vigente en México, se encuentra localizable porque en Canadá no es considerado un prófugo de la justicia, sino que se encuentra asilado bajo la protección del llamado sistema de refugio. Pese a los imponderables que entraña ese asunto, Barrio Terrazas anunció que próximamente se reunirá con el ministro de Justicia canadiense para revisar el proceso de extradición y buscar la manera de agilizarlo.

Comentarios