Aprueban topes de campaña para 2012

miércoles, 23 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El Consejo General del IFE aprobó en su sesión de este miércoles los topes de gasto para las precampañas federales, que serán impugnados ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), órgano que tomará la decisión definitiva. Por unanimidad, el Consejo General fijó en 328 millones 608 mil 267 pesos el tope de gasto de campaña para la elección presidencial, que equivale a 20% del financiamiento público de campaña para todos los partidos. Dicha cantidad deberá actualizarse en enero del próximo año, cuando se determinen las cifras del financiamiento público para las actividades electorales de los partidos políticos nacionales en 2012. El debate de hoy se centró en el tope de los gastos de precampaña para aspirantes a la candidatura presidencial y para diputados y senadores federales. Los topes aprobados se calcularon mediante una interpretación literal de la ley, sin considerar la reforma electoral de 2007, cuyo objetivo era precisamente disminuir el costo de los procesos electorales. Así, por ejemplo, con la aplicación directa de la fórmula, el tope máximo de campaña para cada uno de los candidatos a la presidencia resultó ser de 167 millones 260 mil 766 pesos, cantidad notoriamente elevada con lo que se aprobó para toda la campaña presidencial, que suma 328 millones de pesos. Aun cuando la ley señala que el costo de la precampaña debe ser equivalente a 20% del costo de la precampaña, la cifra aprobada por el IFE, de 167 millones de pesos, equivale a poco más de 50% del tope aprobado para la campaña. Ese resultado se debió a que el cálculo se hizo al aplicar la fórmula de la pasada campaña federal, sin tomar en cuenta la reforma de 2007. Ante lo estratosférico de la cantidad aprobada para las precampañas, el representante del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Camerino Eleazar Márquez, anunció que su partido recurrirá al TEPJF. Consideró que el acuerdo aprobado este día en el IFE es contrario al espíritu de la reforma electoral, cuya principal pretensión fue justamente disminuir el costo de los procesos electorales. En la misma sesión, el senador Pablo Gómez propuso que se recalculara el tope máximo de la precampaña aplicando la fórmula actual, pero con los datos de 2006, ejercicio que por ejemplo reduciría el costo de la precampaña presidencial de 167 millones aprobados, a 58.2 millones. Para el caso de los precandidatos a diputados federales se aprobó erogar un máximo de 169 mil pesos, en tanto que para los aspirantes al Senado el límite de gastos aprobado dependerá del número de distritos que comprende la entidad que se considere. El tope más bajo será de 973 mil pesos y el más alto de hasta nueve millones 733 mil pesos. Esas cantidades serán determinadas por el TEPJF cuando resuelva la anunciada impugnación que presentará el PRD.    

Comentarios