Detener tráfico de armas, pide Sicilia a embajador de EU

miércoles, 23 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Representantes del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad se entrevistaron con el embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne, y le expresaron la necesidad de frenar el tráfico de armas del vecino del norte hacia nuestro país. En un encuentro realizado el martes 22, cuyos pormenores fueron difundidos hasta hoy, el poeta Javier Sicilia y el exómbudsman capitalino Emilio Álvarez Icaza, también expusieron al diplomático estadunidense “los errores” en la estrategia de combate del crimen organizado, acciones que –aseguraron– han dejado un saldo de miles de muertos y desaparecidos. El encuentro con Wayne, destaca un comunicado del Movimiento por la Paz, forma parte del seguimiento a la visita del mes pasado a Washington y a Los Angeles, California, donde los activistas se reunieron con autoridades y organizaciones de derechos humanos. En esas reuniones se planteó la necesidad del control en el tráfico de armas entre ambos países y la importancia de tomar en cuenta en la estrategia anticrimen el debate sobre las políticas públicas sobre las drogas desde un enfoque de salud. La reunión se realizó a solicitud de la propia embajada de Estados Unidos en México y en la que Sicilia reiteró que la estrategia para combatir al crimen organizado es errónea, pues ha generado miles de muertes y desapariciones, así como viudas, viudos, huérfanos y huérfanas, además del desplazamiento de cientos de familias. En el encuentro con el embajador y sus colaboradores, el dirigente del Movimiento por la Paz manifestó que no es posible que “en un país no se sepa dónde está su gente”. En tanto Álvarez Icaza planteó que la problemática actual en la que se encuentra México corresponde también a un marco global internacional. Manifestó que la situación de emergencia nacional por la que atraviesa el país responde a que la actividad criminal se ha multiplicado y también a la debilidad institucional del Estado que emprendió esta fallida estrategia de seguridad. El expresidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal también expuso la necesidad de llevar a cabo acciones contundentes en torno al lavado de dinero. Sicilia y Álvarez Icaza insistieron en la pertinencia de generar una colaboración entre ambas naciones que atienda la necesidad de fortalecer el tejido social, tomando en cuenta a la sociedad civil, así como a las víctimas del delito, del abuso de poder y de la violencia. En tanto que el embajador estadunidense manifestó su interés por este intercambio de propuestas y su continuidad, dado que el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad ha desarrollado un trabajo de diálogo con distintos actores sociales y civiles, nacionales e internacionales, así como gubernamentales.

Comentarios