Embates de fuerzas federales vuelven más violenta a "La Familia Michoacana"

miércoles, 23 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Debilitada por los golpes asestados por la Policía Federal (PF), la organización delictiva “La Familia Michoacana” se ha visto obligada a sustituir a sus dirigentes por cuadros con perfiles más violentos. De acuerdo con el documento Resultados de la Policía Federal en el combate a la organización delictiva La Familia, integrantes de esa organización tuvieron que replegarse a la zona serrana ante el combate antinarco impulsado por el presidente Felipe Calderón. Además, agrega el informe difundido por la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP), para solventar su nómina y gastos de operación instrumentaron el “cobro de cuotas” que varía de acuerdo al ramo empresarial en el que se desempeñe la víctima. Eso les permite pagar sueldos a sus integrantes que van de los ocho mil a los 30 mil pesos, dependiendo del nivel, además de brindarles adiestramiento en el manejo de armas, mientras que las personas de nuevo ingreso son entrenadas en la sierra en torturas y asesinatos, señala el documento, según información difundida por la agencia Notimex. La doctrina del grupo criminal, agrega, contempla la promoción de un pacto entre cárteles del narcotráfico y el gobierno federal, así como la legalización de la mariguana, además de que suponen “que sus objetivos están por encima del Estado mexicano”. Y más: asumen el derecho a disponer de la vida de sus integrantes, de sus opositores y de todo aquel que les afecte en la consecución de sus objetivos, y buscan que los cargos de elección popular sean ocupados por personas afines a su organización criminal. Según el documento de la SSP, para conseguir sus fines, los integrantes de “La Familia” emplean tácticas de propaganda de corte terrorista que busca generar un clima de violencia e intimidación social a través de ejecuciones, mensajes, amenazas en mantas y videos difundidos por internet, con la finalidad de crear espacios de impunidad para sus operaciones.

Comentarios