Violencia sin freno en Sinaloa deja 23 muertos, 16 de ellos calcinados

miércoles, 23 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El estado de Sinaloa vivió hoy una de las jornadas más cruentas del año al reportarse la muerte de 23 personas antes del mediodía, 16 de las cuales fueron calcinadas. El titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Marco Antonio Higuera Gómez, confirmó que los primeros nueve cuerpos fueron encontrados totalmente quemados en el interior de una camioneta Nissan que se encontraba estacionada en la calle de Culiacancito, casi esquina con Navolato, en la colonia Antonio Rosales. El vehículo –una estaquita color gris– fue incendiado y los cadáveres fueron hallados debajo de unas cajas de madera. Horas después del hallazgo, el jefe de la Novena Zona Militar, general Moisés Melo García, informó a la prensa que no fueron nueve las víctimas, sino 12. En rueda de prensa, el procurador Higuera Gómez comentó que vecinos del lugar comentaron que alrededor de las 06:00 horas escucharon un flamazo y que cuando se asomaron vieron ardiendo la camioneta. Al lugar llegaron los bomberos para apagar el incendio y fue cuando se percataron que abajo de unas cajas de madera se encontraba un montón de cuerpos. Diez minutos más tarde, las autoridades estatales recibieron el reporte de otro auto incendiado, ahora en el bulevar Isidro Salas Barrón, entre los bulevares Mutualismo e Ignacio Zaragoza, a espaldas del Walmart ubicado en el Desarrollo Urbano Tres Ríos. Personal de bomberos se trasladó hasta ese lugar y al apagar el fuego encontraron cuatro cadáveres en el interior de la camioneta Ford Ranger blanca, placas UB-08505 del estado de Sinaloa. Higuera Gómez reveló que algunos de los cuerpos tenían equipo táctico puesto y los cuatro estaban esposados de las manos. Además en el suelo, sobre la banqueta, localizaron la cabeza de una de las víctimas. El funcionario estatal manifestó que las víctimas podrían tratarse de las nueve personas que el lunes pasado fueron “levantadas” de la comunidad El Gato de Lara, en el municipio de Angostura, pero afirmó que esto se sabrá una vez que se hagan las identificaciones correspondientes. La camioneta encontrada contaba con reporte de robo en la ciudad de Guamúchil. Los cuerpos fueron trasladados al Servicio Médico Forense, en donde esperarán para su identificación oficial. Antes del mediodía, la PGJE recibió un reporte sobre el hallazgo de cuatro cuerpos en el municipio de Mocorito, al norte de la comunidad de Pericos. Aparentemente los sujetos fueron acribillados en ese mismo sitio. Y en la ciudad de Guamúchil, municipio de Salvador Alvarado, fueron reportados por fuentes extraoficiales, tres ejecutados más. Por la tarde, el gobernador Mario López Valdez atribuyó la violencia a la disputa entre grupos de la delincuencia organizada. En entrevista, el funcionario advirtió, sin embargo, que la obligación de la autoridad es imponer la ley.

Comentarios