Por inseguridad, gobernador de Sinaloa saca a sus hijos del país

jueves, 24 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Luego de que ayer se vivió una de las más cruentas jornadas de violencia en Sinaloa, con un saldo de 23 muertos, ocho de los cuales ya fueron identificados por sus familiares, el gobernador de esa entidad, Mario López Valdez (Malova), decidió sacar a sus hijos del país. La misma medida fue adoptada por el secretario de Gobierno, Gerardo Vargas Landeros, quien explicó que de esa manera evitarán recibir presiones por parte de la delincuencia. En entrevista con diversos medios de comunicación locales, el funcionario añadió: "Mandamos a nuestros hijos fuera del país y fuera del estado, de tal manera que no tuviéramos nosotros esa presión por parte de la delincuencia de que si hacemos nuestro trabajo iban a ir por alguien de la familia". De paso por el puerto de Mazatlán, el funcionario estatal recordó que él fue el primer miembro del equipo de Malova que tuvo “un altercado con la delincuencia”, cuando un comando lo persiguió por la carretera. En esa ocasión, dijo, siendo Malova jefe del Ejecutivo electo, se llevaron a sus escoltas y fueron golpeados por un grupo de sicarios e incluso les quitaron sus identificaciones. Añadió: "Me los regresaron con un mensaje muy claro, que ya se atendió eso. Entonces, quienes formamos parte del Gabinete de Seguridad, como es el secretario de Seguridad Pública, el señor procurador, el director de la Policía Ministerial, el secretario ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad, el señor gobernador --que es el que lo encabeza-- y yo, que me toca coordinarlos, somos objetivos de ellos; además, nos lo han dicho de mil maneras, no tienen que hablarte y decirte: ‘voy por ti’". Según el funcionario estatal, se ha detectado, a través de los equipos de inteligencia, que cuando el gobierno ha detenido a personas de rango dentro de las estructuras del crimen, los delincuentes han tratado de secuestrar a los hijos de funcionarios involucrados en la captura e intercambiarlos por los detenidos. Es por ello, agregó, que recurrimos a esa medida extrema de sacar a nuestros hijos del país. "Yo haré lo imposible y lo necesario para darle la seguridad a mis hijos, es lo menos que les puedo dar", subrayó. Durante la entrevista, Vargas Landeros admitió que sus hijos y su esposa han hecho uso de un helicóptero de uso oficial, debido a los protocolos de seguridad que –detalló– se siguen en respuesta a las amenazas latentes de parte de los grupos delictivos que han sido golpeados por las acciones policiacas. Así, justificó que su hija Mónica Vargas usara la aeronave para trasladarse a un sepelio, junto con dos amigas.

Comentarios