Busca PAN remontar rezago frente a Peña Nieto y López Obrador

lunes, 28 de noviembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La cúpula del gobierno de Felipe Calderón y del Partido Acción Nacional (PAN) celebraron una cumbre para buscar una estrategia que remonte el rezago ante sus adversarios Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador y los conflictos entre los aspirantes presidenciales, que por la mañana participaron en un debate transmitido por Internet. El presidente del PAN, Gustavo Madero, y miembros del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) fueron anfitriones del secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, y del secretario particular de Calderón, Roberto Gil Zuarth, así como de los aspirantes presidenciales Josefina Vázquez Mota, Ernesto Cordero y Santiago Creel. A la comida se sumaron, también, los gobernadores Juan Manuel Oliva, Emilio González y Guillermo Padrés, de Guanajuato, Guadalajara y Sonora, respectivamente, así como Luis Felipe Bravo Mena, expresidente del PAN, y el coordinador de los senadores, José González Morfín. A la reunión, que comenzó poco después de las 15 horas, sólo se permitió el acceso a camarógrafos y reporteros gráficos y se produjo luego de que representantes de los tres aspirantes presidenciales entregaron, por separado, el segundo bloque de firmas de militantes para obtener el registro de su precandidatura. El CEN del PAN mantuvo reserva sobre el encuentro, celebrado a instancias del flamante secretario de Gobernación, pero se pudo saber extraoficialmente que obedeció al rezago que el PAN tiene en la contienda por la sucesión presidencial, sobre todo porque ya están definidos los candidatos Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), y López Obrador, de la izquierda. Pero además, conforme a información extraoficial, se han profundizado los conflictos entre los aspirantes a la candidatura, sobre todo por la disputa de las al menos 31 mil firmas de militantes que deben entregar para el registro, no porque no las reúnan, sino porque en algunos casos las “secuestran” para que los adversarios no las consigan. En el encuentro se discutió, también, la posibilidad de que alguno de los tres aspirantes decline para que la elección interna se celebre el 19 de febrero e inclusive que haya una candidatura única que desde ahora enfrente a sus adversarios, aunque ninguno lo quiere hacer. De hecho, los tres celebraron un debate, por la mañana, que se trasmitió a través de Uno Noticias de Internet, que no está regulado, y que fue repetitivo en los deseos de cada uno de ser candidato y presidente de México. Al cónclave asistieron, también, la secretaria general, Cecilia Romero, y el coordinador de la estrategia electoral, Rubén Camarillo, así como Rogelio Carbajal, coordinador de la campaña de Cordero, y Humberto Aguilar, operador de Creel.

Comentarios