"TV no es cuidadora de niños, la responsabilidad es en casa": Azcárraga Jean

jueves, 3 de noviembre de 2011
MÉRIDA, Yuc. (apro).- El presidente del Grupo Televisa, Emilio Azcárraga Jean, rechazó los pronósticos sobre el inminente fin de la era de la televisión ante el avance de la tecnología cibernética y afirmó que, contrario a ello, es la televisión la que ordena el caos en los servicios multimedia. Además, dijo, es la plataforma central en las propuestas publicitarias y la que orienta a sus audiencias “con una avalancha de emociones”. En la conferencia sobre Comunicación Global que dictó en el marco de la LIX Congreso de la Asociación Mundial de Mujeres Empresarias (FCEM, por sus siglas en francés), Azcárraga Jean comentó que en Estados Unidos, “el mercado más grande y competido donde se vaticina la muerte inevitable de la televisión”, su “consumo” aumentó 20% en la última década, y entre cuatro a cinco horas más por día. Por ello, añadió, el reto ahora es hacer programas que alcancen otros segmentos, como internet o dispositivos móviles. Varias de las asistentes aprovecharon la sesión de preguntas para reprochar a Azcárraga el contenido de la programación de Televisa, que desplazó la barra de entretenimiento infantil para privilegiar los “talk shows” o series que hacen apología de los antivalores. Al respecto, el dueño de Televisa respondió que la televisión no es la cuidadora de los niños de México, pero se comprometió a revisar los contenidos de los programas matutinos y vespertinos de su televisora. “Los contenidos que hacemos, a diferencia de otros, nunca ganan los malos, siempre el malo pierde y el bueno gana, pero debo decir que la televisión no está hecha para ser la cuidadora de los niños, ahí hay una responsabilidad en la casa”, puntualizó. Y afirmó que “si existe un instrumento más democrático en una casa, esa es la televisión, porque al final se puede prender, apagar o cambiar de canal, o bien no contratar ninguno de sus servicios, aunque ello no nos exime de generar producciones con mejores contenidos y valores”. Acotó que en televisoras públicas como Canal 11, “que se financia con nuestros impuestos”, dijo, los contenidos son inadecuados e “inclusive utilizan un lenguaje violento”. Antes de concluir, Azcárraga Jean insistió que revisarán los contenidos de la programación de Televisa, “aunque ya estamos haciendo esfuerzos para que en las telenovelas los temas sean más de comedia, como sucede en Amorcito corazón y Una familia con suerte”, apuntó.

Comentarios