Sexo sin protección, principal causa de transmisión del VIH: UNAM

jueves, 1 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El sexo sin protección se mantiene en México como la principal causa de transmisión del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), que produce el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida), afirmó este jueves Carmen Soler Claudín, académica del Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm) de la UNAM. Refirió que entre 1983 y junio de este año se diagnosticaron en el país 123 mil 162 hombres (82%) y 26 mil 721 mujeres (18%) con el virus, según datos del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/Sida (CenSida). De acuerdo con la investigadora, el principal reto es modificar las conductas de la población, lo que implica abordar temas como las relaciones extramaritales y entre personas del mismo sexo, así como las prácticas tempranas en adolescentes. Además del daño físico que causa la enfermedad, las personas infectadas son víctimas de abuso, rechazo y segregación. De acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) sólo en lo que va del año, el organismo ha recibido 74 quejas de enfermos de Sida por deficiente atención médica, falta de medicamentos y prestación indebida del servicio público. Soler Claudín señaló que si bien se ha logrado controlar la transmisión de la enfermedad, no se ha trabajado lo suficiente en la prevención. Entre los hombres jóvenes, agregó, el Sida es una de las causas de mayor mortandad, por lo que consideró urgente erradicar estigmas y avanzar en la educación sexual. “Para combatir otras formas de contagio es necesario erradicar estigmas y avanzar en educación sexual, con campañas dirigidas a los grupos donde se concentra (la enfermedad) en mayor medida, como varones que tienen sexo sin protección con otros hombres, y las personas que utilizan drogas intravenosas. “También es fundamental mejorar las pruebas de diagnóstico, para que se hagan a tiempo y sean seguras, confidenciales y a bajo costo”, subrayó. Soler Claudín afirmó que hay un problema estructural en la administración pública, pues por un lado hay medicamentos con programas como el Seguro Popular, que ayudan a detener la enfermedad, pero por otro no se hacen diagnósticos a tiempo. Además, apuntó, la detección, por Norma Oficial Mexicana, tiene que hacerse dos veces para confirmar o descartar el contagio. “A veces las personas se hacen una prueba y se angustian inútilmente si sale positiva. No está confirmada y resulta que no tienen VIH. En el caso contrario se van tranquilas y tienen el virus, lo que implica que no inician su tratamiento ni afrontan la infección, lo que incrementa el riesgo para ellas y los demás”, señaló. Afirmó que más de la mitad de las pruebas son falsos positivos, y además, indicó, hacen falta profesionales en química para integrarse a los servicios de detección del virus. La también asesora del CenSida, quien durante seis años coordinó el Programa de VIH/Sida de la Ciudad de México, como parte de un convenio entre la UNAM y el Gobierno del Distrito Federal, mencionó que la tasa de mortalidad al año se ha mantenido en menos cinco mil. No ha subido, pero tampoco se ha reducido, dijo. De acuerdo con la investigadora, CenSida lleva un registro oficial de enfermos con Sida, pero faltan reportes de quienes viven con el virus sin saberlo. “Se estima que en ese grupo puede haber más de 120 mil ciudadanos en el país”, alertó. En el marco del Día Mundial de Lucha contra el Sida, actualmente nombrado Conmemoración del Día Internacional de la Respuesta ante el Sida, que se celebra cada 1 de diciembre, desde 1988, Soler Claudín afirmó que recordarlo y mantenerlo en la agenda mundial ayuda a alertar a la población. En el mundo, México ocupa el lugar 17 en prevalencia de casos de Sida, con 0.3 personas infectadas por cada 100 mil habitantes, cifra menor a la que presentan dos de los países colindantes, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Belice tiene una tasa de 2.1 infectados por cada 100 mil habitantes y Estados Unidos 0.8. Entre las entidades del país, el Distrito Federal es la que tiene la mayor tasa de incidencia acumulada de 1983 a junio de 2011, pues registra 270.6 casos por cada 100 mil habitantes. Le siguen Guerrero, con 205.98 casos, y Baja California, con 201.13. Los estados con menor registro de casos son Zacatecas, con 57.88; Guanajuato, con 63.40, y Coahuila, con 65.88 casos. Para sensibilizar a la población y evitar la estigmatización de las personas que son infectadas por el virus del Sida en hospitales, escuelas y centros laborales, la CNDH lleva a cabo el Programa de Promoción de los Derechos Humanos de las Personas que Viven con VIH y/o Sida. De enero a noviembre de este año el programa ha distribuido 381 mil materiales con información dirigida a grupos en situación de vulnerabilidad como niños, mujeres embarazadas y trabajadoras sexuales. Además en varios estados de la República, la CNDH a través del programa ha brindado talleres, cursos y pláticas en los que ha capacitado a seis mil 461 personas que viven con la enfermedad, así como a activistas de organizaciones no gubernamentales, estudiantes y empresarios. También ha capacitado a dos mil 69 servidores públicos del sector salud, educativo y de igualdad de género que participan en la lucha contra el Sida y en la consolidación de una cultura de respeto a los derechos de las personas que han contraído la enfermedad.