Dos muertos, inmuebles dañados y derrumbes, saldo del sismo en Guerrero

domingo, 11 de diciembre de 2011
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Dos personas muertas, decenas de inmuebles públicos y privados con daños estructurales, así como derrumbes sobre tramos carreteros fue el saldo que dejó el sismo de ayer de 6.5 grados en la escala de Richter, cuyo epicentro se registró en el municipio de Eduardo Neri, ubicado en la región centro de la entidad, indican reportes oficiales. Una de las víctimas fue identificada como Julio César Andrade Cruz, de 25 años, procedente del Estado de México y quien viajaba a bordo de una camioneta junto a su familia sobre la autopista del Sol, según un comunicado de la Subsecretaría de Protección Civil estatal. Andrade Cruz murió al caer sobre el vehículo una roca que se desprendió de un talud en el kilómetro 287 de esa vía, a la altura del poblado de Palo Blanco, municipio de Chilpancingo. En este hecho resultaron lesionadas una mujer y una niña, identificadas como Ana Cristina Cruz Bravo, de 20 años y Briana Saraí Espejel Cruz, de 3. La segunda víctima fue un niño identificado como Diego Ríos Santana, de 11 años, quien murió al ser aplastado por el techo que se desprendió en una taquería de la ciudad de Iguala, señala el reporte oficial. Las autoridades locales precisaron que el epicentro de este movimiento telúrico se ubicó a 55 kilómetros al noroeste de la cabecera municipal de Eduardo Neri, en las inmediaciones de la zona del Alto Balsas que se encuentra sobre la rivera del río Mezcala. El sismo que se registró a las 19:47 horas y tuvo una duración de 42 segundos, provocó cortes de energía eléctrica y daños estructurales en viviendas  ubicadas en una veintena de ciudades y localidades de diversos municipios de las regiones Centro, Acapulco, Montaña y Costa Grande; así como en la Zona Norte, precisa el reporte oficial. Por su parte, autoridades municipales de Chilpancingo reportaron que al menos cuatro edificios de una unidad habitacional del Infonavit fueron desalojados y sus moradores pasaron la noche en la explanada de la zona. En el zócalo capitalino, al menos una decena de edificios públicos presentaron fisuras, entre éstos las torres de la iglesia de Santa María de la Asunción. Instituciones bancarias y edificios gubernamentales también resultaron afectados, entre ellos la sede del ayuntamiento que sufrió la separación en los muros de su fachada, agrietamiento en paredes de división y la caída de una antena de radiocomunicación. Otros inmuebles públicos dañados son los edificios Vicente Guerrero y Juan Álvarez que albergan oficinas del gobierno estatal. También la sede de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos al igual que dos instituciones educativas: la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) y la escuela Preparatoria 1 de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG). Asimismo, el recién inaugurado hospital general Raymundo Abarca Alarcón, dependiente del sector salud estatal y la clínica del ISSSTE. En cuanto a inmuebles particulares, las autoridades municipales de Chilpancingo reportaron que al menos tres centros comerciales, así como dos hoteles sufrieron daños estructurales. También se reportaron bardas colpasadas sobre la vía pública y fugas de gas y agua en diversas colonias de la capital, de acuerdo con el reporte oficial. En la comunidad de Hazinyahualco, 70 viviendas de adobe resintieron cuarteaduras en tanto que en el poblado La Esperanza otras 24 también resultaron afectadas, dijo el alcalde de Chilpancingo, Héctor Astudillo Flores. En los municipios de Apaxtla, Teloloapan y Tepecuacuilco 49 casas registraron daños parciales.

Comentarios