Jóvenes iban armados, acusa el procurador; no es cierto, responden estudiantes

martes, 13 de diciembre de 2011
CHILPANCINGO, Gro.(apro).- El Procurador de Guerrero, Alberto López Rosas, sostuvo que jóvenes que participaron ayer en el bloqueo de la Autopista del Sol, cuyo desalojo dejó dos estudiantes muertos, contaban con granadas y un arma AK-47. Por su lado, estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa aseguraron que no portaban armas de fuego. "Quieren disfrazar la bestial embestida que hicieron contra nuestros compañeros culpándonos que nosotros iniciamos la agresión con armas de fuego", aseguró el normalista Jersey Peñaloza. En entrevista con Carmen Aristegui, conductora del Noticiero MVS Radio, el procurador López Rosas reiteró que los agentes ministeriales que arribaron al lugar del bloqueo no estaban armados en un primer momento. Sin embargo, al ver que se comenzaba a desatar la violencia, fue que en un segundo momento llegó la Policía Federal y la Estatal ya armada. "¿En qué momento llegó la Policía federal?", cuestionó Carmen Aristegui, a lo que el Procurador respondió que fueron los primeros en llegar. "¿Los primeros en llegar armados?, ¿usted afirma que ya con los jóvenes muertos?", se le preguntó. "No lo podemos precisar (si estaban muertos cuando arribó la Policía Federal), te voy a decir por qué no lo podemos precisar. Ya para entonces se había percatado de la existencia de un joven que portaba un arma AK-47, de los llamados cuernos de chivo, y es precisamente lo que ha sido materia de la investigación", explicó. "Cuando se ve que la violencia, el intento de incendiar una gasolinera, cuando se descubren la granadas, entramos a un segundo momento". El Procurador señaló que se está determinando cuál fue el calibre de las balas que privaron de la vida a los dos jóvenes, pues cuando los elementos policiacos armados arribaron al lugar los dos hombres ya habían sido abatidos. Mientras, en conferencia de prensa ofrecida esta mañana a nombre del resto de sus compañeros, el estudiante Jersey Peñaloza indicó que ni siquiera llevaban cohetones y que lo que buscaban era una audiencia formal con el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, para tratar sus exigencias. Los normalistas acusaron que al menos 15 de sus compañeros que participaron en el bloqueo se encuentran desaparecidos. Además, exigieron la liberación inmediata de los manifestantes que fueron detenidos, cuyo número dijeron desconocer, ya que acusaron que los han torturado para obligarlos a rendir testimonios que deslinden al Gobierno estatal de los hechos. Peñaloza, a nombre de los normalistas, señaló que las autoridades manipularon la escena del crimen y que incluso agentes de la Policía Federal intentaron llevarse los cadáveres de los manifestantes abatidos aunque, dijo, la presencia de los medios impidió que hicieran esto. Agregó que aparte de Gabriel Echeverría y Alexis Herrera, los dos estudiantes muertos, hay un tercero que se encuentra gravemente herido el cual identificaron como Édgar David Espíritu Olmedo. "Édgar David Espíritu Olmedo está grave, tiene un disparo con arma de alto calibre a nivel estomacal y está recibiendo una cirugía en Chilpancingo, es estudiante de tercer año", señaló.