Llama Calderón a derrotar "nacionalismos" en materia económica

martes, 13 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente Felipe Calderón reprochó los “nacionalismos” y “proteccionismos” en materia de comercio puestos en marcha por partidos y Congresos como respuesta a las crisis que se viven en Europa y Estados Unidos. Al clausurar el Seminario G-20 en México, los retos actuales para el crecimiento económico mundial, realizado en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Calderón Hinojosa consideró que es necesario terminar con los “nacionalismos” en materia económica. “Quiero decirlo con toda claridad, en una referencia a nivel global y, también, hacia México. Las opciones, las alternativas, los Congresos o los partidos que le cierran las puertas al comercio internacional a sus consumidores y a sus productores, están cerrándole la puerta a sus países al crecimiento en un contexto económico tan complejo como ahora se tiene”, acusó. Ante el secretario de Hacienda, José Antonio Meade; el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, así como del ministro de Finanzas de Canadá, James Flaherty, el presidente de México lanzó: “El cerrar alternativas de mercado internacional, particularmente de países que han alcanzado un alto nivel de competitividad como, honestamente lo digo, es el caso de México, implica cerrarle la puerta al progreso, al empleo y a las oportunidades de los connacionales”. Según Calderón, adoptar medidas proteccionistas para salir de la crisis económica que viven los países de la zona europea y Estados Unidos no es la solución, ya que ello “sólo beneficia a intereses particulares”. Inclusive, recordó que hay un tema en el que muchos países coincidieron en las reuniones anteriores del G-20 --del que México será sede en junio de 2012--, que es la importancia del comercio internacional como motor de crecimiento para la economía global. “En consecuencia, también, la importancia de rechazar medidas proteccionistas como respuesta a la crisis. La importancia de derrotar, otra vez, esos nacionalismos, esos proteccionismos, que más allá de los discursos, lo que terminan defendiendo son intereses específicos”, reviró Calderón a un año de concluir su mandato. Y fue más allá. Reclamó a Estados Unidos su falta de aportación de recursos al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Interamericano de Desarrollo (BID). “Lamento que países como Estados Unidos, por ejemplo, aún no hayan hecho la aportación que el Fondo Monetario necesita para fortalecer sus finanzas. Y lo mismo diría, de paso ya de una vez aprovechando, del Banco Interamericano de Desarrollo, que sé que va caminando, pero también lo necesita”. También se atrevió a advertir que “es necesario que el FMI y los organismos financieros internacionales ad hoc puedan estar listos para entrar y cumplir su papel en la crisis que estamos viviendo, antes de que sea demasiado tarde”. En contraste, presumió, México ya hizo lo suyo al aportar recursos al organismo encabezado por Christine Lagarde. Y sí. El pasado 30 de noviembre, Carstens sostuvo ante la directora gerente del FMI que “nosotros nos sumaremos al esfuerzo de aumentar los recursos disponibles al Fondo, y de hecho trataremos de facilitar el aumento de los recursos al Fondo en la presidencia de México en el G-20, porque estamos plenamente de acuerdo en que una institución como el FMI debe tener suficientes recursos para que pueda jugar su papel de manera eficiente en este mundo financiero internacional muy turbulento”.

Comentarios