Un funcionario de la PGR, entre los 13 muertos de hoy

jueves, 15 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Autoridades policiales de cinco entidades del país reportaron la muerte de al menos 13 personas, entre éstas la de un funcionario de la PGR y la de un familiar de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo, en hechos presuntamente vinculados al crimen organizado. En Sinaloa, elementos de la Policía Ministerial del estado localizaron el cadáver del subdelegado de Procedimientos Penales de la Procuraduría General de la República (PGR), Esaú Alfredo Vázquez Navarro, de quien no se sabía nada desde el sábado 10, cuando fue “levantado” por un grupo de sujetos armados. El cuerpo del funcionario federal fue encontrado afuera del panteón del municipio de Navolato, atado de manos, con huellas de tortura y varios impactos de bala en distintas partes del cuerpo. Adscrito a la ciudad de Los Mochis, cabecera municipal de Ahome, Vázquez Navarro fue “levantado” el sábado 10 por un grupo armado que lo interceptó mientras circulaba en su automóvil por calles de Culiacán, junto con su esposa –también empleada de la delegación estatal de la PGR–, quien minutos después fue liberada. Por otra parte, en la misma entidad, las autoridades policiales reportaron el asesinato de tres personas en los municipios de Culiacán y Mazatlán; dos de las víctimas fueron encontradas atadas de pies y manos, y con impactos de bala, a un costado de la carretera Culiacán-Navolato. Una de las víctimas fue identificada como Juan Guzmán Rocha, de 37 años, primo de El Chapo Guzmán, quien fue ultimado a balazos sobre la carretera Culiacán-Navolato. Junto con Guzmán Rocha fue ejecutado José Miguel Bastidas Manjarrez, El Güero, de 30 años, el cual supuestamente fungía como su lugarteniente. En tanto, en el fraccionamiento Pradera Dorada, en Mazatlán, el operador de un autobús urbano de la ruta 20 de Noviembre, fue privado de la vida con varios disparos de armas automáticas. En el Estado de México, el cadáver con el tiro de gracia de un hombre fue hallado esta mañana en la colonia Santa Clara, en el municipio de Ecatepec. El cuerpo estaba recostado en una banqueta sobre la calle Toltecas y avenida Hidalgo. Junto al occiso, de entre 25 y 30 años, fue dejada una cartulina con amenazas hacia un supuesto agente de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) que presuntamente brinda protección a La Familia Michoacana. En Torreón, Coahuila, dos mujeres fueron ejecutadas en hechos diferentes. El primer cuerpo fue hallado junto a una escuela primaria alrededor de las 15:00 horas en el segundo cuadro de la ciudad. La víctima, de alrededor de 25 años, fue asesinada con disparos de “cuernos de chivo” en la esquina de la avenida 6 de Octubre y la calle Rosendo Guerrero. Aún no es identificada. La segunda, de unos 20 años, fue ultimada con dos balazos en el cráneo. Tenía las manos atadas atrás de la espalda y, según testigos, hombres armados la bajaron de un vehículo y la mataron en una calle de la colonia popular Pancho Villa. El cuerpo fue localizado a las 20:30 horas. En Durango, las autoridades policiales reportaron la muerte de dos veladores de la fábrica La Valenciana, asesinados a balazos. Sus cuerpos fueron localizados a la entrada de la factoría, que se ubica cerca del poblado Gregorio García, sobre la carretera a Tlahualilo-Durango. Mientras tanto, en Zacatecas se reportó la muerte de cuatro presuntos sicarios durante varios enfrentamientos en Fresnillo, Jerez, Río Grande, Sombrerete y la capital del estado. Los pistoleros miembros del cártel de Sinaloa, lanzaron granadas contra policías municipales, quienes repelieron la acción. Presuntamente los uniformados brindaban protección a “Los Zetas”.