Violento inicio de semana deja 23 muertos

lunes, 19 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La ola de violencia que agobia al país dejó este inicio de semana un saldo de 23 personas muertas, entre ellas un niño de 7 años, así como el fallido atentado contra un jefe policiaco. En Monterrey, Nuevo León, un niño de 7 años falleció de un balazo en la cabeza cuando un comando acribilló y secuestró a un hombre enfrente del domicilio del menor. Erick Eliud Rodríguez Robles murió el domingo 18, a las 16:00, cuando un grupo de personas atacó a balazos a un hombre, de identidad hasta ahora desconocida, quien fue levantado en el exterior de la casa 870 de la calle 2 de la colonia Ampliación Conchita. El pequeño, que se encontraba sentado en la banqueta, se levantó para ponerse a salvo, pero recibió un disparo en la frente. Al parecer fue alcanzado por una bala perdida. Los agresores se llevaron al hombre herido y lo encerraron en la cajuela del auto en el que huyeron. Los familiares llevaron al niño al Hospital de Zona de Monterrey, donde fue declarado muerto. En Apodaca, un hombre fue asesinado a balazos mientras se encontraba en una esquina de la colonia Roberto Espinosa. La víctima, que no fue identificada, se encontraba la noche del domingo en el cruce de Libaneses y Camboyanos cuando, a las 23:00, sujetos que se desplazaban en varios coches le dispararon. En tanto, en el estado de Morelos, cuatro personas fueron encontradas sin vida esta mañana en dos municipios de la zona conurbada de la entidad, según reportaron autoridades policiacas. El primer hallazgo se registró sobre la calle Benito Juárez, cerca de la plaza Solidaridad del centro de Temixco, donde se logró observar a dos personas sin vida. Horas más tarde se ubicó otro cuerpo en una cancha de usos múltiples, ubicada a un costado de la ayudantía del poblado de Pueblo Viejo, del municipio de Temixco. Minutos después una persona más fue privada de su vida en la calle Lirios de la colonia Campestre del municipio de Jiutepec. Los primeros reportes indican que fue victimado a causa de lesiones producidas por arma de fuego. En Aguascalientes, los cuerpos de cuatro integrantes de una familia fueron encontrados en el interior de su vivienda ubicada en la calle Renato Leduc 101, del fraccionamiento Pintores Mexicanos de esa ciudad. José de Jesús "N", hermano de la pareja sentimental de la madre de familia (hoy occisa), descubrió los cuerpos en diferentes puntos de la vivienda, envueltos en cobijas, por lo que de inmediato dio parte al servicio de emergencia municipal. Las víctimas ya se encontraban en estado de descomposición y se presume que tenían aproximadamente una semana de haber sido asesinadas, aparentemente con arma blanca. Fueron identificadas como Delia "N" de 32 años; su hermano de 17 años, y los hijos de la mujer, de 8 años y 6 años. En Baja California, Jesús Alberto Hurtado, jefe de Unidad de Fuerzas Especiales de la Policía de Tijuana, fue atacado por un comando que disparó en su contra cuando arribaba a su domicilio en la delegación La Presa. El mando policiaco resultó ileso, en tanto que hay tres hombres detenidos como presuntos partícipes de este ataque, el segundo que el oficial sufre en un lapso de cuatro años. Los hechos se registraron la tarde del domingo pasado, en el momento que Hurtado Gómez arribaba a su casa en la delegación El Pípila, cuando un grupo de hombres armados, a bordo de una camioneta dorada, disparó en su contra. El oficial logró cubrirse, abordar su camioneta y disparar y perseguir a los agresores, además de pedir apoyo por radio, por lo que más de 40 patrullas acudieron a la zona en busca de los agresores. También rastrearon a los atacantes por las colonias de áreas como Mariano Matamoros, Villa, Florido y otras, hasta lograr la detención de los tres sospechosos. Este es el segundo atentado al que sobrevive el jefe policiaco. En 2008, Alberto Hurtado fue objeto de otro ataque similar del cual igualmente salió ileso. En Chihuahua, la violencia ligada al crimen organizado reportó un saldo de cinco personas muertas en las últimas en la ciudad capital y en otros dos municipios del sur de la entidad. En el primer caso, la Fiscalía General del Estado (FGE) reportó el hallazgo de un hombre en un tramo carretero que conduce de la ciudad de Chihuahua al municipio de Aldama. El cuerpo se localizó a la altura del kilómetro 8.5 sobre un camino de terracería, presentando por lo menos tres disparos de arma de fuego calibre 45 en la cabeza. Cerca de la medianoche del domingo, al radioperador de la FGE le fue reportada la ejecución a balazos de un hombre en el exterior de un palenque denominado Roster, ubicado en la avenida Fuentes Mares y R. Almada, de la colonia 11 de Febrero, de la ciudad de Chihuahua. Y en Guachochi, al sur de la entidad, un hombre identificado como Óscar Daniel Chávez Ibarra, de 21 años, fue baleado y murió a consecuencia de las múltiples heridas provocadas por sus agresores, que lograron darse a la fuga. Los hechos se dieron a un costado del salón Ejidal del poblado de Samachique, cuando arribaron al lugar dos camionetas de donde descendió un hombre con arma larga y siguió a la víctima hasta abatirla a tiros. Y en el municipio serrano de Morelos, también al sur de Chihuahua, se reportó la ejecución a balazos de dos hombres, uno de 29 años y otro de 38, cuyos cuerpos fueron localizados en medio de una parcela en donde se encontraban trabajando. En el lugar de los hechos fueron localizados múltiples casquillos de calibres .223, sobreviviendo un joven de 16 años, sobrino de una de las víctimas, quien narró que desconocidos dispararon indiscriminadamente contra ellos mientras se encontraban labrando la tierra En Coahuila, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), a través de la Comandancia de la IV Región Militar, reportó la muerte de cuatro presuntos delincuentes, y el decomiso de armas y municiones. En un comunicado, precisó que en la zona centro de la ciudad de Sabinas, en la Cuenca Carbonífera, sujetos armados dispararon contra elementos del Ejército, quienes repelieron la agresión. En el lugar del enfrentamiento quedaron los cuerpos de cuatro hombres, cuya identidad no se dio a conocer. Los hechos ocurrieron el sábado 17 cuando tropas castrenses patrullaban la ciudad y fueron atacadas a balazos, "por lo que en defensa de su integridad física y de la población civil, procedieron a repeler la agresión", declaró la Sedena. Precisó que a los ahora occisos se les aseguró un vehículo, seis armas largas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, una granada de fragmentación, 64 cargadores para diferentes armas, mil 171 cartuchos de diversos calibres y equipo táctico diverso. En Sinaloa, en una nueva ola de violencia en el municipio de Ahome, dos elementos de Tránsito de la Secretaría de Seguridad Pública fueron asesinados y uno más resultó lesionado; además, un agente adscrito a la sindicatura del Guayabo fue presuntamente secuestrado. La Policía Ministerial del Estado informó que la noche del domingo pasado Cruz Roberto, agente adscrito a la sindicatura del Guayabo, fue privado de la libertad por hombres que lo interceptaron en Villa de Ahome. Poco después, en la ciudad de Los Mochis, por el bulevar Macario Gaxiola, varios hombres armados a bordo de cuatro camionetas persiguieron a balazos a los agentes viales que vigilaban la zona a bordo de las patrullas 1518 y 1374. En el ataque murieron dos agentes y uno más resultó herido, así como un civil que se encontraba cerca del lugar. En Mazatlán, un hombre ejecutado fue hallado en las inmediaciones de un asentamiento irregular denominado Bugambilias, al noreste de la ciudad. Elementos de seguridad pública informaron que el domingo recibieron el reporte de que el cuerpo al parecer fue abandonado en ese lugar, ya que no se encontró ningún castillo del arma que fue disparada al hombre que presentaba balazos en la espalda. La persona fue identificada como Rosario Valenzuela Camacho, de 24 años, con domicilio en la colonia Ricardo Flores Magón. El cuerpo fue enviado al Servicio Forense para el reclamo de sus familiares. Otra persona fue encontrada ejecutada en la comunidad de El Huajote, municipio de Concordia, localizada por la carretera internacional México 15. Elementos de seguridad de ese lugar recibieron el reporte el domingo por la tarde de que había una persona muerta en las inmediaciones del basurero de esa población. La persona presentada disparos de bala en la cabeza y no portaba ninguna identificación, por lo que fue enviada al Semefo del municipio de Concordia para el reclamo del cuerpo de sus familiares.

Comentarios