Desmantelan red de "El Chapo" en Arizona; detienen a 203 personas

martes, 20 de diciembre de 2011
MEXICO, DF, (apro).- Autoridades policiales de Estados Unidos, encabezadas por elementos de la agencia antidrogas (DEA, por su sigla en inglés), dieron un fuerte golpe al cártel de Joaquín El Chapo Guzmán, al capturar a más de 200 personas, entre mexicanos y estadunidenses, en el estado de Arizona. La acción policial, denominada Operation Crank Call, se centró en el desmantelamiento de una red de producción de heroína, cocaína, metanfetamina y mariguana en Arizona ligada al cártel de Sinaloa. Según las autoridades locales, todo se inició con la captura de dos presuntos narcomenudistas en la localidad de Tempe. Uno de los detenidos fue identificado más tarde como un chofer que suministraba las sustancias a la red de contrabando de México. El golpe contra el cártel de El Chapo Guzmán arrojó, en un lapso de 15 meses, un total de 203 detenciones, así como la incautación de más de 544 kilos de narcóticos, 7.8 millones de dólares por venta de drogas y 44 armas de fuego en el área de Phoenix. Drug Colean, agente especial de la DEA, quien tuvo a su cargo la operación, precisó que la investigación se prolongó por casi un año y medio en Phoenix, donde las mafias del narcotráfico buscan hacer del área metropolitana de esa ciudad un centro importante de distribución de drogas. La policía dijo que entre los detenidos había ciudadanos de Estados Unidos y México. Colean detalló que la investigación estaba en curso y que se esperan nuevas detenciones. "Es una cantidad obscena de dinero y drogas que han sido retirados de las calles, y estas cifras reflejan el serio problema del tráfico de drogas en nuestras comunidades", dijo el procurador del estado, Tom Horne, durante una rueda de prensa. La investigación llevó a las autoridades a detectar a varios traficantes en diferentes puntos de Phoenix. Esta red de narcotraficantes tiene una conexión directa con el cártel de Sinaloa en México y sus operaciones se extienden a otros estados como Kansas, Colorado, Utah, Nevada y Wyoming. Tan sólo en una de las viviendas investigadas en Phoenix se decomisaron 1.1 millones de dólares en efectivo.

Comentarios