Rechaza Iglesia motivación política del Papa en viaje a México

martes, 20 de diciembre de 2011
MÉXICO, DF., (apro).- La vista a México del Papa Benedicto XVI, programada para marzo de 2012, no tiene ningún interés político ni pretende influir en las elecciones presidenciales de ese año, señalaron obispos mexicanos. El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, aseguró: “Los tiempos de los candidatos y las elecciones no son los tiempos del Papa. El pontífice va porque quiere ir a México, que coincida con las elecciones es otra cosa”. El arzobispo agregó que desde el inicio de su pontificado, a Benedicto XVI se le invitó a México, y el que hasta ahora haya aceptado venir es simplemente una “gran noticia para un pueblo que quiere al Papa”. De manera que, recalcó, su visita nada tiene que ver con una intención eclesiástica de influir en las elecciones presidenciales. Por su parte, monseñor Eugenio Lira Rugarcía, obispo auxiliar de Puebla, también descartó cualquier motivación política en la visita, indicando que ésta solo tiene fines pastorales: “El Papa viene a México a confirmarnos en la fe, tal y como lo dijo él mismo el pasado 12 de diciembre, durante la misa a nuestra señora de Guadalupe, en la Basílica de San Pedro”. Y señaló que las demás lecturas que se le quieran dar a la visita son “totalmente arbitrarias, porque el Papa no vendrá a apoyar a ningún partido político, ni a hacer proselitismo a favor de ningún candidato”. De esta manera, los prelados rechazan la versión de que el Papa vendrá a apoyar al candidato panista a la Presidencia de la República, ya que su visita será en marzo, justo cuando arrancarán las campañas, y visitará principalmente Guanajuato, entidad gobernada ininterrumpidamente por el PAN desde hace 20 años. Estos hechos, señalan algunos especialistas en asuntos religiosos, entre ellos Elio Masferrer Kan, beneficiarán al PAN, por lo que es posible que haya habido un acuerdo político entre la Presidencia y el Vaticano.