Recortarán efectivos de la Guardia Nacional en la frontera con México

martes, 20 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Pese a las críticas del gobernador de Texas y aspirante presidencial, Rick Perry, el gobierno de Barack Obama confirmó este martes su decisión de reducir el número de elementos de la Guardia Nacional en la frontera con México, aunque no precisó el nuevo total de efectivos. No obstante, señaló que reforzará las acciones para vigilar la zona limítrofe con los más avanzados activos aéreos para vigilancia y reconocimiento, así como transporte aéreo para mejorar la capacidad de respuesta de la Patrulla Fronteriza. “El despliegue de nuevos activos en el terreno permitirá reducir el número de efectivos de la Guardia Nacional en la frontera suroeste, al tiempo que se fortalece la seguridad fronteriza”, señalaron los Departamentos de Seguridad Interna (DHS) y de Defensa (DoD) de Estados Unidos. Bajo la nueva estrategia, la Guardia Nacional apoyará al DHS moviendo su vigilancia desde sitios fijos a unidades móviles, a fin de adecuarse a cada sector de la frontera, lo que según las dependencias mejorará la capacidad de detectar actividades ilícitas en la zona. Actualmente mil 200 elementos de la Guardia Nacional están estacionados en la frontera y han contribuido a la detención de más de 25 mil personas desde el año pasado. De acuerdo con estimaciones legislativas, las 25 mil 514 aprehensiones en las que ha participado la Guardia Nacional desde su envío a la frontera en julio de 2010, se han dado a un costo de 160 millones de dólares o seis mil 271 dólares por cada persona detenida. Sólo en el año fiscal 2011, la Patrulla Fronteriza detuvo a 340 mil 252 personas, un indicador de la disminución del flujo de los inmigrantes indocumentados a Estados Unidos y una reducción de 53% en relación con el año fiscal 2008. Desde 2004, el número de agentes de la Patrulla Fronteriza se duplicó a un nuevo techo histórico de 21 mil 444. El pasado fin de semana, el Congreso aprobó 775 millones de dólares para bardas, infraestructura y tecnología de detección fronteriza, además de mantener vivo un programa que permite a policías actuar como agentes migratorios. Además, el Legislativo estadunidense autorizó un presupuesto de 11 mil 700 millones de dólares para la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en el año fiscal 2012, un aumento de 362 millones de dólares en relación con el año previo. Los recursos apoyan el aumento de la Patrulla Fronteriza a 21 mil 370 agentes y a 21 mil 186 aduanales, el mayor número en la historia de la institución.

Comentarios