Presentan a lugarteniente de "El Chapo"

lunes, 26 de diciembre de 2011
México, D.F., (apro).- La Procuraduría General de la República (PGR) presentó este lunes a Felipe Cabrera Sarabia, El Inge, presunto lugarteniente de Joaquín El Chapo Guzmán en el estado de Durango y en la zona sur de Chihuahua. De acuerdo con la dependencia, Cabrera Sarabia fue detenido el pasado viernes 23 en Culiacán, Sinaloa, mediante una operación realizada por una unidad de las fuerzas especiales del Ejército, sin la necesidad de realizar un solo disparo. El Inge, según información de la PGR, integró un grupo delictivo conformado por sus hermanos Luis Alberto, José Luis y Alejandro, quienes inicialmente se dedicaban a actividades de siembra y cultivo de mariguana en la zona serrana del estado. Sin embargo, añadió, por diferencias con Mario Núñez Meza, El M-10, líder del grupo delictivo Los Ms, se separaron y comenzaron a operar por su cuenta en Durango y sur de Chihuahua, lo que “originó un alto índice de violencia que se manifestó mediante inhumaciones clandestinas, secuestros, extorsiones, quema de negocios y casas habitación, y publicación de narcomensajes en contra de la ciudadanía y otros grupos antagónicos”. Durante la presentación del detenido, quien permanecerá bajo arraigo 40 días, el general Ricardo Trevilla Trejo, director de Comunicación Social de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), señaló que El Inge era el encargado de la seguridad de Guzmán Loera durante las estancias del capo sinaloense en Durango. Apenas el pasado jueves 15, la Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Sinaloa confirmó la muerte de Juan Guzmán Rocha, primo de Joaquín El Chapo Guzmán, quien fue ultimado a balazos sobre la carretera Culiacán-Navolato. La dependencia señaló que junto con Guzmán Rocha, de 37 años de edad, fue ejecutada otra persona, a quien se identificó como José Miguel Bastidas Manjarrez, El Güero, de 30 años, el cual supuestamente fungía como su lugarteniente. De acuerdo con la averiguación previa 217/2011, los cuerpos de las víctimas presentaban varios disparos de arma de fuego y visibles huellas de tortura, mientras que sus rostros estaban cubiertos con cinta canela.  La PGJ detalló que, según las primeras investigaciones, un comando disparó a ambas personas desde un vehículo en movimiento, a la altura del kilómetro 13+500 de la carretera Culiacán-Novolato.

Comentarios