Halla el Ejército narcofosa de "Zetas" en Nuevo León

martes, 27 de diciembre de 2011
MONTERREY, NL, (apro).- Elementos del Ejército encontraron esta tarde un campamento del cártel de Los Zetas, en el que presumiblemente los sicarios desintegraban a sus víctimas en ácido, en Linares, 130 kilómetros al sur de esta capital. El hallazgo condujo a agentes ministeriales estatales a localizar, en otro punto, el cadáver de un taxista que había sido secuestrado por una banda al servicio de Los Zetas, misma que operaba en Montemorelos y fue desarticulada el pasado 24 de diciembre. Extraoficialmente se mencionó que en el campamento se ubicaron tres narcofosas hasta con ocho cadáveres. Una fuente del gobierno de Nuevo León señaló que en un área despoblada de la carretera al poblado de Lucio Blanco, cerca de los límites con Tamaulipas, fue localizado el tambo con restos óseos de al menos dos personas, de acuerdo con una inspección inicial del área. Posteriormente, elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones siguieron una pista que los llevó hasta el puente que pasa sobre el arroyo Los Cabezones, en los límites con Montemorelos, donde fue encontrado el cadáver del taxista que los pistoleros detenidos habían confesado que mataron en días pasados. Versiones de prensa no confirmadas por la autoridad señalaban que en el área fueron encontrados más cadáveres enterrados en un número no precisado. Linares, municipio enclavado en la región citrícola de Nuevo León, se convirtió en una zona de intensa actividad criminal. El 12 de mayo de este año, elementos del Ejército abatieron a un pistolero durante un enfrentamiento en el poblado La Cebadilla. La investigación posterior los condujo a un rancho en esa misma comunidad donde localizaron un campamento de criminales, en el que había varios tambos en los que aparentemente eran desintegrados los cuerpos. Aunque fueron encontrados restos humanos, no se hizo público cuántos cadáveres fueron hallados en el lugar. El alcalde de Montemorelos, Pablo Elizondo, reveló en entrevista para Apro que había varias bandas de secuestradores que operan en la región, la cual comprende además los municipios de Allende, General Terán y Hualahuises. Una de estas bandas integrada por cinco personas fue desmantelada apenas el sábado 24, y en el operativo una mujer que estaba secuestrada fue liberada.

Comentarios