Productor de Survivor acepta extradición a México

martes, 27 de diciembre de 2011
MÉXICO, DF, (apro).- Bruce Beresford, el productor de Hollywood acusado en 2010 de asesinar a su esposa Mónica Burgos en Cancún, Quintana Roo, donde disfrutaban de unas vacaciones, anunció este martes su decisión de no apelar su extradición a México. En un comunicado difundido por sus abogados Richard Hirsch y Vicki Podberesky, el productor del reality “Survivor” dijo que “he decidido ir a México a limpiar mi nombre”. De esta forma, Beresford-Redman, exproductor de televisión decidió no apelar a la decisión de un juez federal de Los Ángeles, California, que confirma su extradición a México. "Estamos decepcionados de la decisión de la Corte", declaró la defensa del productor hollywoodense, quien actualmente reside en California. "Bruce decidió no apelar la decisión y regresar a México para defenderse de las acusaciones que se le imputan. Es inocente, y espera que las autoridades mexicanas le garanticen un proceso justo que, está seguro, lo exonerará de los cargos", añadieron los abogados. Beresford-Redman, de 40 años, fue acusado por las autoridades de Quintana Roo de haber asesinado a su esposa Mónica Burgos, una restauradora brasileña con la que estaba casado desde hace 11 años, en un lujoso hotel del balneario Cancún. El cadáver de la víctima fue encontrado el 8 de abril de 2010, tres días después de que su marido denunciara su desaparición. El cuerpo, desnudo y con señales de violencia, yacía en la cisterna de las aguas tratadas del hotel, donde la pareja se encontraba de vacaciones con sus hijos. En la orden de extradición, el procurador adjunto Justin R. Rhoades estima que el productor presuntamente mató a su esposa por tres motivos: cobrar su seguro de vida, obtener la custodia de los niños y continuar una relación extramarital que mantenía con una de sus colegas de trabajo. Luego de revisar las acusaciones, el juez federal Philip S. Gutiérrez confirmó la extradición la semana pasada, y afirmo que el "cúmulo de pruebas apunta hacia un homicidio cometido por el fugitivo". Beresford-Redman salió de México hacia Estados Unidos dos semanas después del hallazgo del cuerpo de su esposa, pese a que las autoridades mexicanas le habían confiscado su pasaporte.

Comentarios