Envían más militares y federales a Tamaulipas y Sinaloa

jueves, 29 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) envió ocho mil elementos al estado de Tamaulipas para reforzar el “Operativo Noreste”, mientras que la Policía Federal trasladará a partir de enero próximo a 250 efectivos a Sinaloa, con el propósito de inhibir la comisión de delitos en esa entidad del norte del país. Con el arribo de 8 mil soldados, Tamaulipas tendrá una fuerza de 13 mil elementos que estarán distribuidos en los municipios de Matamoros, Reynosa, Nuevo Laredo, Victoria, Tampico y Ciudad Mier, los más golpeados por el narcotráfico, informó el vocero oficial de la Octava Zona Militar, Manuel Galindo Juárez. Las tropas empezaron a arribar desde el pasado martes 27, a fin de realizar reconocimientos y establecer puestos de control, con la intención de disminuir el índice delictivo y reforzar la seguridad, mantener la presencia de la autoridad y propiciar la tranquilidad a la población e incrementar operaciones y resultados, dijo el vocero. “Estas acciones refrendan el compromiso de las fuerzas armadas que han adquirido con la sociedad dentro del marco de la Operación Noreste para generar un clima de paz, confianza y concordia en la población”, dijo el mando castrense. Junto con los militares, la Sedena envió alrededor de 50 unidades terrestres y una aérea, donde destacan las pick up, jeeps, camiones de redilas, provisiones, unidades de primeros auxilios, un helicóptero y las llamadas unidades tácticas blindadas, que apoyarán las tareas de vigilancia y operaciones realizadas en el estado. En tanto, en Sinaloa, el procurador Marco Antonio Higuera Gómez reveló que a partir del 3 de enero próximo la Policía Federal incrementará su presencia en la entidad, con la inclusión de 250 elementos más de sus fuerzas especiales. En entrevista, señaló que además de filtros y retenes en las carreteras de Sinaloa, habrá mayor presencia física de las fuerzas federales a fin de inhibir la comisión de delitos. Asimismo, dio a conocer que en una reunión que sostuvo con el comisario de la Policía Federal, Antonio Garza García, acordaron que la fuerza policial federal en esta entidad sea de 400 elementos para que resguarden zonas consideradas como conflictivas. En relación con la vigilancia en las carreteras, explicó que participan elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional, agentes de Policía Ministerial, Estatal Preventiva y Municipal, que son guiados por la Policía Federal de Proximidad Social.