Fugitivos de Puente Grande pagan 150 mil pesos por su liberación

viernes, 30 de diciembre de 2011
GUADALAJARA, Jal. (apro).- Tres internos sentenciados a más de 25 años de prisión –dos homicidas y un secuestrador–, se fugaron del complejo penitenciario de mediana seguridad de Puente Grande, luego de pagar 150 mil pesos a 13 personas, entre ellas nueve custodios. Así lo confirmó el comisario general de Prevención y Reinserción Social del estado, José González. “De los indicios que se lograron investigar con el apoyo de inspección de la Policía de la Secretaría (Estatal), se ha establecido que la evasión obedece a un acto de corrupción y de omisión de los custodios que se encontraban como responsables en el nombramiento de la lista de internos”, afirmó. Además de los custodios, reveló que tres mujeres civiles y un interno son investigados por su presunta participación en la fuga. De acuerdo con mandos de la Secretaría de Seguridad Pública, Prevención y Readaptación Social del estado, alrededor de las 19:25 horas de ayer, durante el último pase de lista del día, autoridades del centro carcelario se percataron de la desaparición de los tres internos. Uno de los evadidos es Mario Márquez Baz o Luis Eduardo Baz Núñez, recluido en diciembre de 2004 con dos sentencias, una de 10 años y seis meses por robo calificado y otra de 27 años con seis meses por homicidio calificado. Otro es Ricardo Venegas Anaya o Hugo Lozano Anaya, quien cumplía una sentencia de 26 años y siete meses por homicidio calificado, mientras que el tercero, Jesús Gerardo Dávila Cevallos, purgaba una pena de 25 años de cárcel por secuestro y extorsión. Los primeros dos fueron acusados de asesinar a un trabajador el 17 de diciembre de 2000, en tanto que Dávila Cevallos participó en el secuestro de una persona en Jalostotitlán, en 2005, y fue aprehendido cuando cobraba la suma de tres millones de pesos afuera de una sucursal bancaria en Tlaquepaque. Según las autoridades penitenciaras, los reos fugados compartían el dormitorio 5 en la misma celda, la número 37, y escaparon en una camioneta de tres toneladas que ingresó con pintura y material que se emplearía para la remodelación del penal. El funcionario detalló que no se ha encontrado el vehículo en el que huyeron los reos pero afirmó que ya cuentan con sus características y con las del conductor, quien fue captado por las cámaras de vigilancia del penal.

Comentarios