Un comandante policiaco, entre los ejecutados de fin de año

viernes, 30 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- A un día de que finalice el 2011, la ola de violencia a manos de presuntos miembros del crimen organizado dejó un saldo de seis personas muertas en tres estados del país, entre ellas un comandante policiaco de Nayarit. La mañana de este viernes, el secretario de Seguridad Pública de Nayarit, Jorge Alonso Campos Huerta, confirmó el asesinato de Gregorio Escalante, comandante de la policía estatal, presuntamente a manos del crimen organizado. El comandante fue acechado y asesinado afuera de su domicilio, ubicado en la colonia Nuevo Progreso, en el municipio de Xalisco, aproximadamente a las 8:00 horas, informó Campos Huerta. Su cuerpo fue encontrado dentro de una camioneta Explorer negra con placas de circulación REX-50-71. La Agencia Estatal de Investigación (AEI) se hará cargo de las pesquisas para esclarecer el caso. En Monterrey, Nuevo León, dos personas fueron asesinadas en diferentes hechos. En el municipio de Allende, a 60 kilómetros de la capital, fue ejecutado un hombre cuya identidad se desconoce. El cuerpo estaba a un lado de un automóvil Volkswagen que estaba estacionado a un lado de la vía, en el camino al Sauz, y presentaba impactos de bala en la cabeza y el torso. Otro hombre fue asesinado a balazos en la colonia Balcones de Altavista. Su cuerpo fue hallado a las 13:00 horas con varios impactos de bala en el cuerpo y sobre su cadáver se encontró una cartulina con un mensaje, cuyo contenido no fue dado a conocer. Zacatecas fue el estado que vivió la jornada más violenta del día al registrarse cuatro hechos distintos relacionados con el crimen organizado. El saldo fue de tres presuntos delincuentes muertos y cuatro detenidos. En un comunicado, el gobierno del estado confirmó tres balaceras y un asalto a un hotel en el que no se registraron víctimas fatales. Reportó que en Fresnillo, en la carretera con salida a Durango, fuerzas federales ultimaron a un presunto miembro del crimen organizado identificado como Isaac Barrientos García, de 23 años de edad. Según la versión oficial, el joven viajaba en un Jetta gris en el que llevaba una escopeta calibre 12 milímetros y una pistola escuadra 38 súper. En otro hecho, también en Fresnillo, el gobierno estatal informó que agentes federales repelieron la  agresión de presuntos delincuentes y mataron a uno de ellos. Por último, en Las Arcinas, municipio de Guadalupe, elementos de la policía estatal dispararon contra un grupo de sujetos armados que les dispararon. En este hecho mataron a otro presunto delincuente y detuvieron a otros cuatro.