Ante las elecciones en tiempos de guerra...

sábado, 31 de diciembre de 2011

Tras 14 meses de trabajar con un equipo incompleto, por fin el Consejo General del IFE llenó los huecos al incorporar a tres nuevos consejeros,  todos ellos con carreras ampliamente conocidas en el sector público y que cubren todo el espectro de las tendencias políticas. Junto al resto de sus colegas, María Marván Laborde, Sergio García Ramírez y Lorenzo Córdova Vianello enfrentan el desafío del 2012, envuelto en la guerra contra el narco, que cumple ya cinco años, y con un proceso electoral al que amenazan de igual manera el crimen organizado y las tentaciones autoritarias

La socióloga María Marván Laborde, expresidenta del IFAI; el abogado Sergio García Ramírez, con 50 años de militancia priista, y Lorenzo Córdova Vianello, experto en derecho electoral, se incorporan al Consejo General del IFE. En entrevistas por separado los tres hablan de sus filias, fobias, compromisos y retos. Entre ellos: la aplicación de la ley que repudian los medios electrónicos, las acechanzas del crimen organizado, las “tentaciones de politizar” este tema, las “pulsiones autoritarias”, el activismo de Felipe Calderón y la necesidad de recobrar la credibilidad del órgano que funcionó “mocho” 14 meses.

“Soy lo que soy, soy quien soy y soy lo que he sido, no lo niego”, dice Sergio García Ramírez, quien entre 2000 y 2001 fue secretario general del PRI.

Mientras que María Marván Laborde rechaza “tajantemente” que su llegada al IFE obedezca al impulso del Partido Acción Nacional (PAN) y asegura que la condición que puso para aceptar ser consejera fue el aval de todas las fuerzas políticas.

“Como ciudadano por supuesto tengo mis filias y mis fobias”, confesó por su parte el consejero electoral Lorenzo Córdova Vianello, cuya identificación ideológica no oculta: “Sí, soy gente de izquierda”. (Extracto del reportaje principal que se publica esta semana en la edición 1835 de la revista Proceso, que ya está en circulación)

Comentarios