Senadores desean un "país maravilloso" a los mexicanos para 2012

sábado, 31 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Legisladores del Senado de la República, de todos los colores y partidos políticos, expresaron sus buenos deseos para los mexicanos en el año que inicia en unas cuantas horas. Todos coincidieron en que les gustaría que termine el clima de violencia que ha dejado más de 50 mil muertos en lo que va del sexenio de Felipe Calderón, de acuerdo con datos basados en estadísticas de las fiscalías estatales y la federal y de las Secretarías de Seguridad de los estados y federal. El declaraciones que Grupo Milenio publica en su sitio web, los senadores expresaron su confianza en que la situación del país mejore. El presidente de la Comisión de Justicia, el panista Alejandro González Alcocer, señaló que los mexicanos deben tener esperanza de que las cosas mejorarán. El senador por Baja California agregó que México ha resistido fuertes embates pero que ya se está percibiendo un cambio. Juan Bueno Torio, también panista, dijo que sus deseos para los mexicanos para el 2012 es que el país vuelva a la tranquilidad y las familias mexicanas puedan vivir en paz y armonía. Casi en el mismo sentido se pronunciaron los panistas Rafael Díaz Ochoa y Fernando Elizondo, quienes fueron simples en sus mensajes: desearon que el próximo año traiga trabajo y amor a los mexicanos. Por su parte la senadora priista María de los Ángeles Moreno también desea que la paz llegue al país y que las fuerzas armadas salgan de las calles, según la nota de Milenio. En tanto, el ecologista Jorge Legorreta pidió mucha salud porque sin salud “no se puede hacer absolutamente nada”. Agregó que también quiere que en 2012 los mexicanos tengan empleo, educación para las nuevas generaciones, además de paz y armonía. Llamó a los ciudadanos a estar unidos para tratar que el país salga adelante. Finalmente el perredista Rubén Velázquez coincidió con Legorreta y declaró a Milenio que cuando una persona pierde la salud, pierde el deseo de vivir, por lo que además de desear salud a los mexicanos también quiere que la conserven.