Hallan dos cadáveres en fosas clandestinas en la Montaña de Guerrero

lunes, 5 de diciembre de 2011
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Al menos dos cuerpos fueron exhumados en sendas fosas clandestinas, ubicadas en el municipio de Chilapa de Álvarez, en la región Montaña de la entidad, informó la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ). No obstante, los peritos de la dependencia estatal reanudarán labores de excavación en la zona este martes, ante la posibilidad de que existan más cuerpos. El hallazgo se registró este lunes por la tarde, en dos puntos del municipio de Chilapa, ubicado entre las regiones Centro y Montaña, por ello es considerado como "la entrada de la Montaña guerrerense". El primer hallazgo ocurrió en un paraje, ubicado sobre la carretera federal Chilpancingo-Tlapa, en los límites de los municipios de Chilapa y Tixtla. El otro cuerpo, se localizó sobre el tramo carretero que une los municipios de Chilapa y Ahuacuotzingo. Ambos cuerpos, llevaban de uno a dos meses de haber sido asesinados, y todos presentaban huellas de tortura y disparos, refiere un reporte preliminar del Servicio Médico Forense (Semefo). Las autoridades ministeriales encontraron estos cuerpos a partir de las declaraciones de Juan Miguel Martínez Plácido, El Gordo o El Pequeño, quien es señalado como el presunto enlace entre el alcalde priista de Tlapa de Comonfort, Willy Reyes Ramos, y los sicarios que interceptaron y ejecutaron al diputado federal del PRI, Moisés Villanueva de la Luz y su chofer, Eric Estrada, en septiembre pasado en la región de la Montaña de la entidad. Martínez Plácido, de 22 años y originario de la ciudad de Tlapa, es señalado como operador de la banda delictiva denominada Los Rojos, una facción del extinto cártel de los Beltrán Leyva que opera en la región Centro y Montaña de la entidad. El Gordo fue detenido el domingo 20 de noviembre en una casa de seguridad ubicada en el centro de Chilpancingo, después de “varios intentos de captura”. En su declaración ministerial, El Gordo habría señalado que el pasado 2 de noviembre ejecutó a uno de sus cómplices, identificado como Jorge El Baleado, y su cuerpo lo inhumó en una fosa clandestina en las inmediaciones de la ciudad de Chilapa.