Ordena la CIDH indagar el paradero de 10 oaxaqueños

martes, 6 de diciembre de 2011
OAXACA, Oax. (apro).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió al gobierno de México que aplique medidas cautelares a favor de 10 integrantes de la Sociedad Cooperativa Ecoturistica “Zapotengo Pacheco”, quienes presuntamente fueron desaparecidos de manera forzada por elementos de la policía federal. Se trata de Andrés Vizarretea Salinas, Fidel Espino Ruiz, Gregorio Hernández Rodríguez, Luis Vizarretea Salinas, Juan Carlos Vizarretea Salinas, Benito Salinas Robles, Juan Antonio Feria Hernández, Isauro Rojas Rojas, Adelaido Espino Carmona y Nemorio Vizarretea Vinalay. En el expediente MC-262-11-México, la CIDH solicita al gobierno de México que adopte de forma inmediata las providencias que sean necesarias para determinar la situación y el paradero de los 10 desaparecidos e informe sobre las acciones adoptadas a fin de investigar los hechos que dieron lugar a dichas medidas cautelares. Las organizaciones civiles y religiosas que llevan el caso recordaron que el 12 de julio de 2010, los integrantes de la cooperativa realizaron un viaje hacia la ciudad de Matamoros, Tamaulipas, con la finalidad de comprar vehículos pesados para desarrollar el trabajo de su organización; y a partir de esta fecha se desconoce su paradero. Los familiares de los desaparecidos revelan que el último contacto con ellos fue una llamada telefónica que realizó Nemorio Vizarretea a su familia y de un mensaje de texto que decía: “…hemos llegado con bien, más tarde te marco”. A raíz de esa desaparición, el 23 de julio del 2010, los familiares de los desaparecidos acudieron ante el agente del Ministerio Público de Puerto Escondido, Oaxaca, donde se integraron las averiguaciones previas 284(P.E.II)/2010); 289 (P.E.II)/2010; 290 (P.E.II)/2010; 291 (P.E.II)/2010 por el delito de “desaparición forzada o desaparición involuntaria de personas”. Meses después, en un oficio fechado el 18 de marzo de 2011, el director general adjunto de Información de Delitos contra la Integridad de las Personas, de la Procuraduría General de la República (PGR), Julián Celedón Suárez, informó al subprocurador para la Atención de Delitos de Alto Impacto, de la Procuraduría General de Justicia de Oaxaca (PGJ), Artemio Alvarado Ramírez, que las personas buscadas fueron detenidas el 6 de octubre del 2010. En esa ocasión, les dijeron que los 10 integrantes de la cooperativa se encontraban recluidos en la Jefatura Regional de Morelos, aunque nunca especificaron el nombre del penal ni el delito por el que fueron apresados. Por lo tanto, hicieron notar que “el gobierno mexicano es responsable de la vida y la integridad física de las personas referidas, ya que en el escrito en mención refiere que se encuentran en un penal del estado de Morelos”. Es por ello que se promovió en el Juzgado Tercero de Distrito del Decimo Tercer Circuito del estado el juicio de amparo número 849/2011. Ante la indiferencia gubernamental, el pasado 13 de febrero, los familiares y habitantes de Zapotengo realizaron una marcha en Pochutla; otra el 14 de Julio del 2011 en la ciudad de Oaxaca; y las esposas de los desaparecidos y otros familiares se instalaron en huelga de hambre en los corredores del Palacio de Gobierno en la capital del estado. Posteriormente, el 15 de julio, una comisión de familiares de los 10 desaparecidos acudió a la delegación de la PGR en Cuernavaca, Morelos, donde se entrevistaron con la delegada Aurora de la Mora, quien aseguró que “se había tratado de un error en la captura de datos, pues en ningún momento estuvieron detenidos ni arraigados ahí”.