Uno de cada tres inmigrantes en Estados Unidos es mexicano: OIM

martes, 6 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) dio a conocer hoy que, pese al endurecimiento de las medidas migratorias en Estados Unidos, el flujo de migrantes hacia ese país no ha cesado. En su “Informe sobre las Migraciones en el Mundo 2011: Comunicar eficazmente sobre la Migración”, que fue difundido en Ginebra, Suiza, la OIM detalló que uno de cada tres inmigrantes en Estados Unidos es mexicano, y que, de acuerdo con el censo 2010, la cifra de compatriotas hasta ese año ascendía a 11.6 millones en el país del norte. En la última década, agregó, la población hispana en Estados Unidos “prácticamente se ha duplicado”, en virtud de que su número aumentó de 35.3 millones en el 2000 a 50.5 millones en 2010. En cuestión de remesas, precisó que el flujo con destino a América Latina continuará en aumento, “dada la situación de estabilización y de renovado crecimiento de la economía estadunidense desde comienzos de 2011”. El informe subraya que los debates sobre la inmigración han dado lugar a un mayor estancamiento de la reforma migratoria en Estados Unidos, y que, en contraste, han surgido leyes estatales “controversiales” sobre el fenómeno. “Aunque los sentimientos de rechazo de inmigrantes, en especial de los que tienen situación irregular, no son un fenómeno nuevo, parecen intensificarse en épocas de desaceleración económica, especialmente en las que se registran elevadas tasas de desempleo en la población nacional”, apunta. El director general de la OIM, William Lacy Swing, señaló que “la migración suele ser el chivo expiatorio para disfrazar los temores e incertidumbres públicos con relación al desempleo, la vivienda y la cohesión social en los países de acogida’’. Añadió: “Se suele culpar a la migración por la pérdida de capital humano y la dependencia económica en los países de origen”, por lo que es preciso “oír las voces de los migrantes en el debate actual sobre la migración, que suele ser sesgado, polarizado y negativo”. El informe señala que a pesar de que vivimos en la era de mayor movilidad humana de la historia, y en la que se reconoce que la migración es una de las características que define al mundo contemporáneo, “sigue siendo una de las cuestiones más controvertidas de nuestra época”. Sobre la ley 1070 de Arizona, que tiende a criminalizar al inmigrante ilegal, el estudio observa que otros 23 estados “introdujeron disposiciones con restricciones similares, lo que refleja el nivel de frustración de la población local con respecto a la inmigración”. Asimismo, destaca los cambios en los patrones migratorios en América Latina, lo que hace necesario “encontrar nuevas respuestas normativas”. De acuerdo al documento, en los países de destino suelen sobreestimar el volumen de la población de inmigrantes hasta en 300%. Como ejemplo, la OIM señala que en Italia el porcentaje real de migrantes en 2010 giraba en torno al 7%, pero según las encuestas la población percibía que ese porcentaje rondaba en 25%. En Estados Unidos, algunas encuestas de opinión demostraron en el mismo año que el porcentaje de inmigrantes ascendía a 39%, según la percepción, cuando la cifra real es de 14%, lo cual “difiere enormemente”. El director general de OIM agregó que “si bien una información fiel y equilibrada por parte de los medios de comunicación es fundamental para fomentar un debate sobre la migración que se ajuste a la realidad, los migrantes también tienen que encontrar los medios para dar a conocer sus propias historias”. Así, el informe alienta a los migrantes a recurrir “a nuevos instrumentos de comunicación social para entablar contactos constantes con sociedades de origen y acogida”. Comunicar eficazmente “es primordial” en este mundo interconectado. “Si se encauza de manera inteligente y humana, la migración también puede ser sumamente conveniente”, concluyó Swing.

Comentarios