Banda criminal intentó internar a México a hijo de Gadafi

miércoles, 7 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F., (apro).- Unas horas después de que el diario canadiense National Post publicó que Saadi Gadafi, hijo del expresidente de Libia, Muammar Gadafi, planeaba refugiarse en México, el gobierno de Felipe Calderón confirmó la información y dio a conocer la captura de cinco de los implicados, quienes desde hace un mes están arraigados. El diario canadiense detalló que Gadafi pretendía instalarse en Punta Mita, en el municipio de Bahía de Banderas, Nayarit, y que para adquirir una propiedad se contrató a la empresa Can/AustSecurity, cuyo director, Gary Peters, aceptó que él estaba involucrado en la operación y aseguró que el plan se llevaría a cabo con la aprobación del gobierno mexicano, que iba a proporcionar la documentación requerida. Aunque el diario dice que Peters fue detenido porla ProcuraduríaGeneraldela República(PGR) en México, no fue mencionado por el secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, ni por la vocera presidencial, Alejandra Sota, quienes citaron repentinamente a los medios de comunicación en la sede dela Secretaríade Gobernación, poco después de que el medio canadiense difundió el caso. Ambos dieron a conocer que, como parte de un operativo denominado “Huésped”, se tuvo conocimiento hace tres meses, el 6 de septiembre, del plan para ingresar a México de manera ilegal a Saadi Gadafi y otros tres miembros de esa familia, y que hace un mes, el 10 y 11 de noviembre, se logró capturar a cinco de los involucrados en tramitar documentación falsa. Poiré detalló que el ingreso de la familia Kadafi se realizaría bajo los nombres de Daniel Bejar Hanan, Amira Sayed Nader, Moah Bejar Sayed y Sofia Bejar Sayed. Los presuntos miembros de la organización criminal son: Cynthia Ann Vanier, de nacionalidad canadiense, contacto directo con la familia Gadafi, lideresa del grupo y, presuntamente, encargada de las finanzas de la operación, y Gabriela Dávila Huerta y/o Gabriela Dávila de Cueto, ciudadana mexicana residente en Estados Unidos, presunto enlace logístico y contacto con falsificadores de documentos. Además, Pierre Christian Flensborg, de nacionalidad danesa, encargado de la logística, y el ciudadano mexicano José Luis Kennedy Prieto, presunto encargado de conseguir la documentación apócrifa. “Así, las actividades de la organización criminal en nuestro país incluyeron: la falsificación de documentos oficiales; la apertura de cuentas bancarias con documentación apócrifa; la compra de bienes inmuebles que tenían, como uno de sus fines, hospedar a la familia Gadafi en una casa ubicada en la zona de Bahía de Banderas, en Nayarit, así como el establecimiento de diversos enlaces que facilitarían la seguridad y la logística de la operación”. La Procuraduría Generaldela República, al tener conocimiento de que este grupo de personas podría estar cometiendo los ilícitos de uso de documentos falsos, tráfico ilícito de personas y delincuencia organizada, detuvo el 10 de noviembre, enla Ciudadde México, a Cynthia Ann Vanier, y al día siguiente al resto de los presuntos responsables. Derivado del avance en la investigación, el agente del Ministerio Público dela Federaciónobtuvo, de un juez especializado en la materia, la medida cautelar de arraigo, estado jurídico que guardan actualmente los presuntos responsables. El secretario de Gobernación aseguró que, desde el primer momento, las representaciones consulares de los presuntos responsables extranjeros han tenido pleno acceso a los detenidos y se les ha brindado todas las facilidades conforme a derecho nacional e internacional. El último reporte de inteligencia señala que el señor Gadafi se encuentra en Níger, en el continente africano, donde el gobierno de ese país ha manifestado tenerlo bajo su custodia. Según él, evitar el ingreso ilegal de Saadi Gadafi a México constituye una muestra más de la capacidad de las instituciones del Estado mexicano para salvaguardar la integridad del territorio nacional. Por su parte, Sota dijo que el plan se frustró a partir de la labor de los servicios de inteligencia civil mexicanos y la coordinación del Gabinete de Seguridad enmarcada enla Operación Huésped. Saadi Gadafi, quien fue comandante de las Fuerzas Especiales del Ejército de su país, es acusado por el Gobierno Nacional de Transición libio de estar al mando de las unidades militares que reprimieron a sus connacionales, participantes en las manifestaciones ocurridas en meses pasados contra el depuesto régimen. Por ésta y otras razones, Interpol emitió una ficha roja en contra de Saadi Gaddafi el pasado 19 de septiembre para su sometimiento a la justicia. Asimismo, esta persona es sujeta de sanciones por parte de los Estados miembros de las Naciones Unidas, entre ellas la prohibición de viaje y el congelamiento del viaje, resoluciones que fueron dictadas en febrero y marzo de 2011. Según ella, los resultados dela Operación Huésped, sumados a otros logros dela Estrategia Nacionalde Seguridad, son prueba de la capacidad creciente de nuestras instituciones, en particular de nuestras áreas de inteligencia civil.  

Comentarios