Refuta Calderón a OCDE: "desigualdad disminuyó en una década y pobres se beneficiaron"

miércoles, 7 de diciembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente Felipe Calderón refutó las cifras de pobreza estimadas por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), que calificó a México como uno de los países en los que más aumentó la desigualdad entre ricos y pobres. El martes 6, la OCDE difundió un informe Divididos resistimos, ¿por qué sigue aumentando la desigualdad?, en el que se asienta que la desigualdad entre 10% de la población mexicana con mejores ingresos, respecto del resto del país, es de 26 a 1. Esta mañana, al entregar el Premio Nacional del Voluntariado en la residencia oficial de Los Pinos, Calderón Hinojosa ironizó al decir que “no se leyó la letra chiquita” del informe de la OCDE, en alusión a la mayoría de los medios de comunicación que difundieron la conclusión del reporte sobre México. Según el mandatario, el documento de la OCDE asienta que la desigualdad aumentó entre 1984 y 1998, como consecuencia de las crisis económicas que padeció el país. Calderón calificó las crisis económicas de 1982, 1987 y 1994 como “terribles”, y agregó que, según la propia OCDE, la desigualdad disminuyó a partir del año 2000 a 2008. Añadió que el documento del organismo internacional carece de información actualizada, con la que sí cuenta el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi), como aquella que tiene que ver con el supuesto mejoramiento que ha tenido el país en los últimos dos años, no obstante la crisis económica internacional. Respecto de esto último, Calderón ha repetido con insistencia que “la prudencia” de su gobierno colocó a México en una posición privilegiada, mejor que muchos países europeos e inclusive que Estados Unidos. Añadió que en la última década la desigualdad disminuyó, que los pobres no perdieron y, por el contrario, fueron beneficiados mientras se sorteaban los efectos de la crisis internacional, entre otras cosas, por el programa Oportunidades. “Sin contradecir a la OCDE, sino tomando sus propios datos, la desigualdad en México disminuyó entre 2000 y 2010”, expuso.