Minimiza EU reportes de WikiLeaks que exhiben la narcopolítica en Nuevo León

jueves, 10 de febrero de 2011

MONTERREY, NL, 10 de febrero (apro).- El gobierno de Estados Unidos desacreditó este jueves el contenido de los cables de Wikileaks que incriminan, entre otros, a los hermanos del exgobernador de Nuevo León, Natividad González Parás, y al exsecretario General de gobierno y actual diputado federal, Rogelio Cerda Pérez.
El cónsul general en Monterrey, Nace B. Crawford, aclaró que las publicaciones de los cables no reflejan la política de su país.
“Obviamente estos reportes informales no reflejan la política del gobierno de Estados Unidos, y nosotros continuamos teniendo una gran relación con el gobernador (Rodrigo Medina) y todos los miembros del gabinete", señaló el diplomático al salir de una reunión con el mandatario nuevoleonés.
Más tarde, el vocero de prensa del Consulado, en un comunicado de prensa, reforzó lo dicho por Crawford. “Con frecuencia son impresiones de un momento en el tiempo. Nosotros, al igual que cualquier otra misión diplomática en el mundo, analizamos e informamos a nuestro gobierno.
“Nuestra relación bilateral no cambiará como resultado de la divulgación ilegal de Wikileaks. Seguimos colaborando estrechamente con las autoridades mexicanas en todos sus niveles”, apuntó
En la edición de este jueves, el periódico La Jornada publicó el contenido de 26 despachos enviados a Washington entre 2007 y 2010, en los que se hace referencia a la corrupción en el gobierno de Nuevo León, así como a la guerra entre cárteles y a la impotencia de las autoridades locales para contener la inseguridad en la entidad.
En el cable 251151, el cónsul de EU en Monterrey en esa época, Bruce Williamson, define a la metrópoli de la entidad como “territorio zeta”, cuyo cártel, añade, está integrado por exmilitares de elite –desertores–, que años antes se había desprendido del cártel del Golfo.
El mismo despacho alerta a Washington que las corporaciones policiacas de los tres niveles están “profundamente infiltradas” por el crimen organizado y la previsible guerra entre el cártel del Golfo y Los Zetas, organización que dominaba la ciudad hacía ya tiempo, finalmente ha llegado a esta entidad (251281).
En otro despacho (106172), Williamson –diplomático de carrera con formación militar– reporta que de acuerdo con conversaciones que sostuvo con el comandante de la Cuarta Zona Militar, general Guillermo Moreno Serrano (relevado del cargo en 2010), el exsecretario de Gobierno, Rogelio Cerda, y su secretario de Seguridad Pública, Antonio Garza, “son corruptos”.  
“Nuestros contactos señalan que Cerda está involucrado en actividades corruptas en relación con los hermanos del gobernador González Parás y miembros del cártel de Sinaloa”, dice Moreno al cónsul general,  y afirma: (Luis Carlos) Treviño (procurador general del estado), y el director de Investigaciones criminales de Nuevo León, León Héctor Santos, no investigan”.
Según el cable, Moreno registra una larga serie de asesinatos y menciona el hecho de que en narcomantas halladas juntos a los cadáveres se amenaza al secretario de Gobierno (Cerda) y al procurador (Treviño).
Cabe señalar que en marzo de 2007 fue hallado el cadáver de un hombre ejecutado y a su lado un mensaje en el que se hacía mención a Cerda: Mira pen..., con todo y sus escoltas se van a morir Rogelio Cerda y toda su familia y todos los funcionarios que estén contigo y el Cártel de Sinaloa. P.D. Esto va a seguir hasta que entiendas.
Días después, cerda fue aludido en otro mensaje: No se haga pen..., esto va a continuar hasta que dejen de proteger a Héctor Huerta, "El Chapo" y al maric... de "La Barbi". Esto va para ti, Rogelio Cerda, no vamos a parar hasta que matemos a todos tus hijos. P.D. Esto apenas comienza.
El 4 de julio de 2007, Cerda renunció a la secretaría general de Gobierno, después de haber recibido amenazas del cártel del Golfo, que lo acusaba de proteger a Joaquín El Chapo Guzmán, según publicó la revista Proceso en junio de 2010.

Acusaciones sin sustento: Cerda

En respuesta a las acusaciones que dio a conocer este jueves La Jornada, el diputado del PRI, Rogelio Cerda, negó que durante su gestión como secretario de Gobierno en Nuevo León hubiera tenido relación con el crimen organizado.
El integrante de la Comisión de Seguridad Nacional dijo que los comunicados del Consulado de Monterrey que lo vinculan con las bandas del narcotráfico carecen de sustento.
"Niego categóricamente haber tenido, jamás en mi vida, ningún tipo de relación con ningún miembro del crimen organizado", aseguró.
Y comentó que tiene un oficio de la Procuraduría General de la República que establece que nunca hubo ningún tipo de investigación en su contra.
Cerda consideró que la forma en la que el cónsul de esa época informaba al gobierno de Estados Unidos era frívola, porque se basaba en rumores y en la publicación de una revista electrónica que nunca pudo comprobar su información.
"La mecánica que el cónsul utilizaba para informar es muy su estilo, son políticas y métodos que ellos autorizan. Una cosa es la información que trasciende y otra la información que está probada", acusó.

Juez y parte

Los cables de Wikileaks también revelan que agentes del consulado actúan sin restricciones en áreas que no son de su competencia de una representación diplomática.
“Se presentan en las escenas de determinados crímenes para recoger evidencias, colaboran en arrestos, sus agentes recaban información de inteligencia que las autoridades neoleonesas suelen no tener mediante una red de informantes. Las autoridades locales les llaman para pedir información y orientación. Son, en suma, juez y parte del proceso”, apunta.
Y cita como ejemplo que “el 18 de mayo de 2007 circuló el rumor de que el gobernador Natividad González Parás había sido asesinado. Las policías municipal y estatal se comunicaron con el consulado para confirmar si era verdad o no”. En el cable 108918, clasificado como noforn (vedado para extranjeros), Williamson escribe: “Interesante; por un lado es positivo constatar la estrecha colaboración existente, pero por otro lado habla de la incapacidad de las autoridades”.
Al referirse al manejo del problema de la inseguridad por parte de las autoridades locales, el cable 108918 menciona que Luis Moreno afirmó a Williamson: "Las autoridades judiciales y los medios locales están paralizados de miedo".
En este sentido, el cable 186763 señala que personal del Consulado participa en la investigación sobre la agresión a balazos y con granadas a las instalaciones de Televisa el 6 de enero de 2009.
“Agentes de seguridad, la DEA, la oficina de control de armas y otros se presentaron en la escena del crimen, recuperaron casquillos para ser analizados por sus laboratorios. Fue recuperada la espoleta de la granada que resultó ser una M67 fabricada por el ejército de Estados Unidos”.
Los cables también hacen referencia a conversaciones de autoridades consulares con directivos del periódico El Norte de Monterrey, perteneciente al Grupo Reforma.
En el contexto del ataque a Televisa, dice el reporte de La Jornada: Se analiza el tema de la penetración del narco en los medios. Refiere a una conversación con la dirigencia del diario El Norte que les explicó que gastan “considerables recursos” en investigar a su propio personal.
De acuerdo con los cables, el Consulado de Estados Unidos en Monterrey también guarda sus temores sobre la seguridad de su personal en la entidad.
Williamson señala que en Nuevo león “el narco se mueve impune”. Los cárteles, agrega, "tienen capacidad para golpear donde viven y trabajan los empleados del gobierno de Estados Unidos".

Comentarios