Tres exposiciones en el Salón de la Plástica Mexicana

jueves, 10 de febrero de 2011

MÉXICO, D.F., 10 de febrero (apro).- El Salón de la Plástica Mexicana inauguró de manera simultánea tres exposiciones a manera de homenajes.

Bordando la memoria es el título de la muestra de Carlos Guerrero (1955-2006), quien nació en  El Carmen, Jalisco, y murió en la Ciudad de México; la segunda corresponde a In memoriam, de la artista morelense Paula Lazos, y la tercera al artista Froylán Ruiz, con Homenajes.

La directora del recinto, Cecilia Santacruz Langagne, ha dicho que con estas tres muestras se da por inaugurado el ciclo de exposiciones del Salón de la Plástica Mexicana (SPM) 2011, que continúa su trabajo interrumpido desde hace 60 años.

La exposición de Guerrero sorprende por su propuesta creativa, que se acercó a una antigua tradición familiar: el  textil. Presenta 36 piezas de pequeño formato creadas con bordados. La obra pertenece a la colección Andrés Blaisten, que se encuentra en el Centro Cultural Tlatelolco de la UNAM.

A través de hilos de seda, Guerrero logra plasmar imágenes cotidianas, donde vemos a sus seres queridos o admirados, así como sus aficiones y creencias. La iconografía se nutre de ángeles y demonios, jardines, aves, su propia mascota y la de él mismo como diablillo.

Recordemos que Guerrero incursionó tanto en la pintura como en la escultura y la gráfica, y esta es una ocasión especial para conocer este trabajo diferente, donde la reflexión sobre la identidad cultural mexicana lo llevó a producir una obra vital llena de costumbres, animales, frutas, religión y autorretratos que, sin duda,  fortalecen su trabajo.

También resalta su admiración por artistas como María Izquierdo, Frida Kalho y Fernando Castillo, quienes fueron para él referencias creativas importantes.

In memoriam está conformada por 32 piezas de mediano formato, creadas entre 1999 y 2006, época donde la artista pudo dedicarse de lleno a la plástica, ya que además de su carrera de normalista, realizó estudios de arte regional y trabajo en varios montajes teatrales y también estudió danza moderna. Su actividad plástica pudo ser presentada en muchas exposiciones individuales y colectivas.

El pintor Rufino Tamayo escribió en 1984: “Admiro a Paula Lazos, magnifica pintora que se expresa con valentía y dominio de los colores, plasmando su sensibilidad.”

La muestra de Froylán  Ruiz (1944), titulada Homenajes, está conformada por obras que realizó para, efectivamente, homenajear a sus diferentes maestras y maestros del paisaje: 36 obras que han sido realizadas con la técnica utilizada por éstos, como Cartilla, Luis Nishizahua, José María Velasco, etc. Y tienen como tema principal la mitología mexicana y la religión.

Se le ha catalogado dentro de la corriente neo-mexicanismo, que surgió después de los artistas de la ruptura. Logró crear un lenguaje propio y contundente, combinando la figura humana, el paisaje y dichos motivos mitológicos y religiosos.

Las tres muestras se presentan en el SPM, ubicado en Colima 196, colonia Roma. El público las podrá apreciar hasta el próximo domingo 13.

 

Comentarios