Descarta gobernador de NL investigar a implicados en cables de WikiLeaks

viernes, 11 de febrero de 2011

MONTERREY, N.L., 11 de febrero (apro).- El gobierno de Rodrigo Medina de la Cruz descartó investigar a exfuncionarios incriminados en el narcotráfico.
En entrevista, el vocero de Seguridad del estado, Jorge Domene Zambrano, señaló que los cables de Wikileaks contienen comentarios que ya fueron revisados con anterioridad, por lo que no hay nada que investigar.
“Son comentarios que han salido, la posición ha sido manifiesta desde hace dos meses que salió el primer comentario, y lo dijo muy puntualmente el secretario general de Gobierno (Javier Treviño)”.
De acuerdo con Domene, el gobernador Medina de la Cruz se pronunció sobre el tema, cuando descartó –dijo– que las filtraciones de Wikileaks afectaran la relación con el gobierno estadounidense.
“El gobernador manifestó algo ayer y también se ha venido diciendo que no es una postura oficial del gobierno de Estados Unidos”, puntualizó el vocero.
Sin referirse expresamente a los cables publicados por La Jornada, Medina de la Cruz afirmó ayer, durante un desayuno con personal militar, que en su gobierno “podemos hablar de frente y actuar contra la criminalidad, porque no tenemos compromiso ni vínculo alguno con ella y porque en Nuevo León vamos a seguir de frente hasta ganar esa batalla”.
Por otra parte, en una conferencia que dictó esta mañana en la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Nuevo León, el presidente de la Fundación Colosio, Marco Antonio Bernal, consideró irresponsables las afirmaciones efectuadas por el excónsul de Estados Unidos en Monterrey, Luis Moreno, a quien Bruce Williamson sucedió en el cargo.
“Me parece irresponsable el funcionario. Yo no puedo hacer un informe serio en presunciones si no tengo evidencias del caso", dijo.
Asimismo, en declaraciones a la prensa local afirmó que las revelaciones “frívolas e irresponsables” han dañado a la diplomacia estadounidense.
En la edición del jueves 10, el periódico La Jornada publicó el contenido de 26 despachos enviados a Washington entre 2007 y 2010, en los que se hace referencia a la corrupción en el gobierno de Nuevo León, así como a la guerra entre cárteles y a la impotencia de las autoridades locales para contener la inseguridad en la entidad.
En el cable 251151, el excónsul de EU en Monterrey, Bruce Williamson, define a la metrópoli de la entidad como “territorio zeta”, cuyo cártel, añade, está integrado por exmilitares de elite –desertores–, que años antes se había desprendido del cártel del Golfo.
El mismo despacho alerta a Washington que las corporaciones policiacas de los tres niveles están “profundamente infiltradas” por el crimen organizado y la previsible guerra entre el cártel del Golfo y Los Zetas, organización que dominaba la ciudad hacía ya tiempo, finalmente ha llegado a esta entidad (251281).
Y a principios de 2007, ante la noticia del asesinato de tres policías en el municipio de San Pedro Garza, donde reside casi todo el personal del consulado, el antecesor de Williamson, Luis Moreno, declaró al periódico El Norte que las ejecuciones eran producto de ajustes de cuentas del narco, pero alegaba que la ciudad seguía siendo “de las más seguras”.
Sin embargo, reporta en otro despacho (106172) que el secretario de Gobierno, Rogelio Cerda, y su secretario de Seguridad Pública Antonio Garza “son corruptos”.
En respuesta, Rogelio Cerda negó “categóricamente” que durante su gestión como secretario de Gobierno en Nuevo León hubiera tenido relación con el crimen organizado.
El actual diputado federal calificó de “felonía” que un mensaje escrito por “alguna personas capaz de quitar la vida a otra se asuma como verdad”.
Además, comentó que tiene un oficio de la Procuraduría General de la República que establece que nunca hubo ningún tipo de investigación en su contra.
Cerda consideró que la forma en la que el cónsul de esa época informaba al gobierno de Estados Unidos era frívola, porque se basaba en rumores y en la publicación de una revista electrónica que nunca pudo comprobar su información.
"La mecánica que el cónsul (Moreno) utilizaba para informar es muy su estilo, son políticas y métodos que ellos autorizan. Una cosa es la información que trasciende y otra la información que está probada", acusó.

Comentarios