Reprueba Relaciones Exteriores y Fuentes postura de Sarkozy en tema Cassez

martes, 15 de febrero de 2011

MÉXICO, D.F., 15 de febrero (apro).- El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, pretende vincular un asunto estrictamente judicial, el de Florence Cassez, con una gran manifestación de más de cien eventos de la cultura mexicana en Francia, coincidieron la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Lourdes Aranda y el escritor Carlos Fuentes.
En entrevistas por separado, la funcionaria federal y el autor de Aura, reprobaron la actitud del presidente francés, quien anunció que cada evento del festival del Año de México en Francia se dedicaría a Florence Cassez, sentenciada a 60 años de prisión en México por su relación con la banda de secuestradores “Los Zodiaco”.
Para el escritor Carlos Fuentes, la reacción de Sarkozy obedece a una estrategia para repuntar su popularidad porque “su prestigio anda muy bajo, tiene una aprobación reducida y esto le permite aparecer como el defensor de la patria” a costa, dijo, de negar la posibilidad de un encuentro cultural muy importante.
Reprobó las declaraciones de Frédéric Miterrand, ministro francés de Cultura y Comunicación, en el sentido de que México ha tomado como rehén la cultura al no ceder a la petición del gobierno francés para deportar a Cassez y que purgue su condena en una cárcel francesa.
"Hay que separar totalmente el asunto de Florence Cassez de la celebración del Año de México en Francia, quizá ya no sea posible, quizá ya se contaminó totalmente, lo cual sería una pena, porque la relación cultural es una cosa y la relación política jurídica y diplomática es otra", insistió el también abogado.
Añadió que es una pena que el festival se haya suspendido pero es mejor a que un hecho estrictamente judicial se convierta en un asunto político y se use el festival como vitrina.
“Si cada que se presente Poniatowska, una pintura de Tamayo o una película de Gabriel Figueroa van a decir que es en honor de Cassez, no podemos ser parte de esta charada", sentenció.
Defendió la postura de México de suspender el festival ante la actitud asumida por el gobierno francés, ya que éste "en su totalidad es el que ha dicho no; se puede negociar y no se ha hecho. El gobierno mexicano no tiene más remedio que adoptar esta actitud".
Lourdes Aranda, subsecretaria de Relaciones Exteriores, confirmó que hasta el momento el presidente Sarkozy no se ha comunicado con su homólogo mexicano para tratar la crisis diplomática que mantiene suspendido el festival cultural.
Y como se trata de un  tema juzgado por un poder autónomo, como es el Judicial, dijo, “no está sujeto a negociación diplomática para que México retorne a las actividades programadas en Francia”.
Comentó que existe una posibilidad de que México regrese a ese espacio en el que se ha invertido mucho trabajo, recursos humanos y financieros pero "somos muy conscientes de que no hay mucha esperanza", reconoció.

Comentarios