Desmiente guerrilla haber secuestrado a García Valseca

miércoles, 16 de febrero de 2011

MÉXICO, DF, 16 de febrero (apro).- El grupo guerrillero Tendencia Democrática Revolucionaria-Ejército del Pueblo (TDR-EP) desmintió haber secuestrado al empresario Eduardo García Valseca y acusó a agentes de distintos cuerpos policiacos de ser los responsables de ése y otros plagios.
    En un comunicado fechado este miércoles, el grupo que se escindió del Ejército Popular Revolucionario (EPR) reconoció, como fuentes de “financiamiento legítimo, la captura, retención y cobro de impuestos --jamás la tortura-- a quienes en nuestro país hayan hecho su fortuna valiéndose del uso corrompido del poder y pretendan gozar de total impunidad”.
Sin embargo, rechazó las acusaciones de que sus militantes fueron los responsables del plagio de García Valseca.
El empresario guanajuatense García Valseca fue secuestrado el 13 de junio de 2007, en un rancho de San Miguel de Allende, y liberado el 24 de enero del 2008 en un cementerio ubicado en una carretera entre Querétaro y Guanajuato.
Radicado ahora en Estados Unidos, dijo que sus plagiarios eran guerrilleros y acusó directamente a TDR-EP. Inclusive, recientemente señaló que eran los mismos que habían secuestrado a Diego Fernández de Cevallos.
    “Son grupos guerrilleros. Tienen vínculos internacionales. Algunos de ellos hablan perfecto inglés, son secuestros a contrarreloj, todo bien estudiado y medido (…) El modus operandi de mi secuestro y el de Diego Fernández es el mismo. Me secuestraron cuando iba llegando a mi rancho, la forma de dirigirse a mi familia, el envío de fotografías en cautiverio, mostrando un periódico. Es el mismo radio de acción, entre mi rancho y el rancho del jefe Diego hay como 40 minutos (…) Me dicen los expertos que son guerrilleros de Tendencia Democrática Revolucionaria, una astilla del Ejército Popular Revolucionario”, declaró en una reciente entrevista.
    Uno de los expertos a los que se refiere el empresario es José Antonio Ortega, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Justicia Penal, quien también en diversas entrevistas ha dicho que los plagiarios de García Valseca fueron los guerrilleros de TDR-EP, por la forma en cómo operan. Inclusive ha llegado a señalar que éstos tienen relación con la guerrilla colombiana FARC, quienes los apoyan con asesoría y el lavado de dinero.
    En su mensaje, TDR-EP rechazó dichas acusaciones y sostuvo que los secuestradores son agentes y exagentes de los cuerpos policiacos del estado.
“Nuestra organización no tuvo ni tiene nada que ver con el secuestro del Sr. García Valseca, como él lo ha venido reiterando, al parecer, engañado y fuertemente convencido. Es más, al señor no lo conocíamos e ignorábamos de su existencia hasta que apareció en los medios responsabilizándonos de su secuestro y de las agresiones que le fueron infligidas”, manifiesta el grupo armado.
    Recuerda que, desde el 2004, junto con otros grupos guerrilleros, asumió la decisión de financiarse con “la captura, retención y cobro de impuestos”, esto es, mediante secuestros, pero rechazaron actos de tortura como los padecidos por García Valseca.
“Con base en una ética de convicciones y responsabilidades, y a fin de deslindar nuestro accionar de la actividad delincuencial generalmente apadrinada por los cuerpos policiacos, desde el 2004 nuestra organización decidió asumir la responsabilidad de practicar, como un medio de financiamiento legítimo, la captura, retención y cobro de impuestos --jamás la tortura-- a quienes en nuestro país hayan hecho su fortuna valiéndose del uso corrompido del poder y pretendan gozar de total impunidad”, advierte TDR-EP.
Enseguida los rebeldes acusan al secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, de querer responsabilizarlos del secuestro “con fines claramente contrainsurgentes” y “sin más prueba que su dicho y el reporte de un supuesto modus operandi similar al que desplegamos”.
    Recuerdan que, según las investigaciones de otros casos, como el de Florence Cassez, Fernando Martí o el de la hija de Nelson Vargas, existen pruebas del involucramiento de agentes policiacos en esos secuestros.
Respecto de José Antonio Ortega Sánchez, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y Justicia Penal, consideran que únicamente quiere manipular casos como el de García Valseca para su “Santa Cruzada antiterrorista”, en la que participa desde hace muchos años.
Finalmente el grupo guerrillero TDR-EP manifiesta asumir la responsabilidad de sus actos “sin dobleces ni mentiras”.