Pide alcalde de San Pedro asesoría de seguridad a EU

miércoles, 16 de febrero de 2011

MONTERREY, N.L., 16 de febrero (apro).- El alcalde panista de San Pedro, Mauricio Fernández Garza, reveló que se ha reunido con autoridades del consulado de Estados Unidos en Monterrey para pedirles asesoría en materia de seguridad para su municipio.

El edil señaló que recientemente se reunió con agentes estadunidenses para analizar temas afines a la protección de los ciudadanos de esta próspera localidad, ubicada al surponiente de Monterrey.

“Yo estoy en comunicación con el consulado y estamos generando planes para reforzar lo que es la calidad policíaca acá. De hecho, la semana pasado tuvimos una cita con varios agentes estadunidenses y trabajamos en ello. No tengo una conclusión, pero en un par de semanas estarán escuchando cambios importantes de la seguridad en el municipio”, mencionó el alcalde.

En San Pedro vive la totalidad de los empleados que trabajan en la representación diplomática estadunidense que tiene oficinas en Monterrey.

Dijo que así como se ha reunido con agentes estadunidenses, también ha tenido encuentros con representantes de otras corporaciones y organismos para afrontar la creciente violencia que se vive en Nuevo León.

“Yo estoy en un plan de sumar y sumar; de hecho, también trabajamos en concentrar más inteligencia en el municipio, estoy en pláticas con el Ejército, con americanos, con empresarios, con mucha gente para hacer algo abierto y transparente, que no genere suspicacias sobre lo que estamos haciendo; al gobernador (Rodrigo Medina) también se lo platiqué”, dijo esta mañana Fernández Garza en entrevista.

El alcalde panista fue reconocido en todo el país después de que anunció en el 2009 la conformación de un “grupo rudo”, de naturaleza que no fue definida, que supuestamente está integrado, según dijo, por hombres que se encargarían de ahuyentar de San Pedro a personas del crimen organizado que buscaran asentarse ahí.

Después de que varios rudos fueron detenidos y relacionados con actividades delictivas, el alcalde decidió disolver a su equipo, aunque anunció que conformaría un grupo de inteligencia oficial en el municipio para nulificar los efectos del crimen organizado en territorio sampetrino.