Dan de alta a agente de EU que sobrevivió a emboscada

jueves, 17 de febrero de 2011

MÉXICO, D.F., 17 de febrero (apro).- Víctor Ávila, el agente del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) que sobrevivió al ataque perpetrado por un grupo armado comando en San Luis Potosí, --su compañero Jaime Zapata murió--, fue dado de alta y ya se encuentra en su casa

Ávila abandonó la clínica en la que se encontraba la tarde del pasado miércoles 16, un día después de haber ingresado para ser atendido por los dos disparos que recibió durante la emboscada sufrida en territorio mexicano.

John Morton, director del ICE, declaró que el agente ya se encuentra en su casa este jueves.

De acuerdo con información difundida por la agencia AFP, el funcionario estadunidense lamentó la muerte de Jaime Zapata, y reconoció “el gran heroísmo” de Ávila. "Honramos sus servicios y rezamos por su recuperación", señaló Morton”, quien destacó el "carácter firme" y "coraje" de los agentes para realizar su labor.

El martes pasado, Ávila y Zapata fueron emboscados en San Luis Potosí cuando regresaban a la Ciudad de México, después de una reunión con agentes estadunidenses.

Ambos gobiernos investigan la hipótesis de que los agentes fueron detenidos en un falso retén por delincuentes que simularon ser policías o soldados, y que fueron atacados cuando se identificaron como agentes. 

Para investigar el caso, Estados Unidos anunció la creación de un grupo de tarea conjunta que encabezará el Buró Federal de Investigación (FBI) y que trabajará con las autoridades mexicanas para esclarecer el crimen contra los agentes norteamericanos.

El día del ataque, la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, advirtió al gobierno mexicano que un ataque contra uno de sus agentes “es contra todos aquellos que están al servicio de Estados Unidos” por lo que demandó acciones inmediatas para atrapar a los culpables, y sentenció que Estados Unidos “no tolerará” este tipo de agresiones.

Desde el asesinato de Enrique Camarena, un agente antidrogas (DEA), en 1982, no se había registrado otro asesinato de un agente estadunidense en México.

Los agentes de ICE establecidos en México --unos treinta aproximadamente--, no están autorizados por el gobierno mexicano para portar armas en territorio nacional. Sólo colaboran con sus homólogos de este país para intercambiar información y experiencias en la lucha contra el tráfico de drogas y de personas, principalmente.

Comentarios