En el caso Cassez, México "no se va a dejar", advierte Calderón

jueves, 17 de febrero de 2011 · 01:00

MEXICO, DF, 17 de febrero (apro).- Luego de lamentar la postura del gobierno francés en torno al caso Florence Cassez --el cual fue revisado por cinco jueces--, el presidente Felipe Calderón advirtió que México “no se va a dejar” pese a sus carencias.
De gira en Querétaro, destacó que “el pueblo de Francia y México son amigos y siempre habrá de parte de mi gobierno la mejor disposición y la mano tendida para profundizar las relaciones entre México y Francia y hacerlas más grandes y enriquecedoras”.
Sin embargo, resaltó que “lo que sí no vamos a permitir es que, por situaciones totalmente arbitrarias, se quiera someter a México; nosotros hemos sido respetuosos siempre de Francia, de su gobierno, de sus poderes, de sus instituciones, y exigimos el mismo respeto”.
Luego subrayó que “no puede haber un caso judicial, que ha sido totalmente revisado, que enturbie las relaciones entre dos países. Sería un error, me parece un error y que no lo podemos permitir”.
Más aún, advirtió: “Yo respeto la política exterior de otros países, pero no se puede pensar que México, porque es un país en desarrollo, porque es un país con carencias, es un país que se va a dejar, pues por supuesto que no, y se equivocan quienes así piensen”.
Antes, al inaugurar el Acueducto II, Calderón dijo que su gobierno ha propiciado y favorecido la inversión de empresas en obras de interés público, pues la administración federal no puede hacer todo “de un jalón”.
    Y destacó que para la realización de esta obra se contó con unos 2 mil millones de pesos de inversión privada.
    La obra inaugurada por Calderón, que inició su construcción en 2007, dejará empeñado el sistema de agua queretano, del que deberán aportarse alrededor de 20 millones de pesos mensuales.
“Hay que verlo así. Durante mucho tiempo también se satanizó la inversión privada en México, era casi pecado hablar de empresas y de inversionistas privados. La verdad es que eso, sin inversión privada, no lo hubiéramos podido hacer, y sobre todo tan rápido, este Acueducto”, dijo en su mensaje.
    El mandatario federal expresó que las obras necesarias pueden hacerse con el tiempo, pero contando con el apoyo de inversionistas privados.
    La receta para contar con obras --en este caso, hidráulicas--, en las que existe inversión privada es simple, según él, “lo que se hace en el tiempo es simplemente ir pagando el agua, y con ello se va a cubrir esta inversión”.
    La obra inaugurada por Calderón esta mañana se programó por un costo superior a 2 mil 854 millones de pesos, que serán pagados con una cuota mensual de más de 20 millones de pesos.
    El Acueducto II, de acuerdo con Calderón, garantizará el abasto de agua para esta entidad por varias generaciones.
    Conforme al contrato signado entre el gobierno estatal y la empresa ICA, el proyecto incluyó la instalación de una capacidad nominal de 1.5 metros cúbicos por segundo, una planta potabilizadora, obras de almacenamiento y transferencia.
El agua es obtenida del río Moctezuma y, según las autoridades, permitirá recuperar el acuífero queretano.
    Luego de admitir que favorece la inversión privada, Calderón Hinojosa se refirió a la obra:
    “Imaginen ustedes que no hubiera agua, que hubiéramos seguido así, que un día se acabara el agua del subsuelo, ya no digamos el agua para la agricultura, el agua para tomar, el agua para lavar, el agua para bañarse. Ese es el riesgo que se está corriendo en el país, en muchos acuíferos sobreexplotados, como es el acuífero de Querétaro. Y con esta obra estamos salvando el acuífero y salvando la viabilidad de las comunidades a futuro”, comentó.

Comentarios